¿Qué implica el concepto “Managing Trust”?


En el marco del evento “European Data Protection Day”, Miguel Reiser, Director Business Marketing del grupo GFT, entrevistó a Ernst-Oliver Wilhelm, Head Group Data Protection de GFT. Durante la conversación, explicó el significado que puede tener para las empresas el concepto “Managing Trust” y los retos que nos esperan en este 2012.

Ernst-Oliver-Wilhelm
Ernst-Oliver Wilhelm


Miguel Reiser: “Managing Trust” implica la confianza y la seguridad en el mundo digital. ¿Con qué medidas se puede fomentar esta confianza y por qué este tema recibe especial importancia para una empresa como GFT?

Ernst-Oliver Wilhelm: En nuestra área de GFT Services, trabajamos para clientes en los que la confianza desempeña un papel excepcional. Ellos garantizan a sus propios clientes el máximo grado de protección de datos (p. ej., en el sector financiero) y naturalmente esperan también de nosotros la misma profesionalidad en el tratamiento de los datos personales. En el área de GFT Resourcing, la protección de los datos desempeña también un papel importante en nuestra relación con nuestros socios y la ofrecemos para la puesta en marcha de proyectos en otras empresas. Estos socios nos ceden datos detallados sobre el currículo, las capacidades y la experiencia en proyectos y pueden confiar en que trataremos estos datos con el mayor cuidado. Esta confianza se refleja en la “Declaración de protección de datos” de GFT adoptada como norma por todo el grupo: “Consideramos que la protección de los datos forma parte integral de nuestro funcionamiento empresarial día a día”.

MR: ¿Qué oportunidades y riesgos conlleva el Cloud Computing en este contexto?

EW: Cloud Computing supone, para nosotros y para nuestros clientes, un tema muy interesante. Hay que tener en cuenta que las posibilidades de abaratamiento de costes son notables. No obstante, personalmente, me parecen aún más interesantes las estupendas posibilidades de poner en práctica nuevas ideas de negocio, debido a la reducción del tiempo de implantación de estas y con mínimos riesgos de costes. Sin embargo sucede que, a pesar de estas ventajas, muchas empresas se mantienen aún a la espera para subir a la nube por diversas dudas no disipadas por completo en lo que se refiere a la seguridad y la protección de los datos.

MR: Hay una idea generalizada de que la confianza disminuye cuando se trata de la seguridad de los datos personales. ¿Qué papel desempeña aquí la información difundida por los medios?

EW: Los continuos avances de las nuevas tecnologías junto con el consiguiente aumento de los datos personales tienen una relación directa con la confianza de los usuarios y el temor de que los datos puedan llegar a ser utilizados de forma incorrecta en este nuevo contexto. Al mismo tiempo, ambos factores no están fuertemente ligados, es decir, no se tienen que aplicar forzosamente medidas para asegurar la confianza al mismo ritmo o con el mismo alcance que se aplica la tecnología, puesto que la mayor parte de las veces la confianza se debe conceder por adelantado. No obstante, si se pierde el equilibrio entre el progreso tecnológico y las medidas que garantizan la confianza, esta última se resquebraja. En consecuencia, se resiente la aceptación de la aplicación de una determinada tecnología en particular y de nuevas tecnologías en general.

MR: El “Managing Trust” es el tema principal de la feria tecnológica alemana CeBIT de este año. ¿Qué desarrollos espera en 2012 en el área de la protección de los datos?

EW: Todo el mundo se ha sensibilizado ante los repetidos escándalos relacionados con la protección de los datos, sobre todo en la forma de proteger los datos personales. Muchas personas comienzan a estar muy pendiente de este tema y algunos incluso afirman  que sólo se ve la punta del iceberg. Se están llevando a cabo grandes esfuerzos para asegurar la confianza tanto a niveles nacionales como europeo, con el fin de reforzar la protección de los datos mediante procedimientos legislativos. En enero, Viviane Reding, la vicepresidenta de la Comisión Europea, ha presentado su proyecto de nuevo decreto de la Unión Europea sobre la protección de datos. Se está debatiendo si las medidas legislativas se corresponden con la realidad y lo que se pretende conseguir y aún no se ha obtenido una respuesta.

The Data Protection Relevance Trend



MR: GFT se centrará en la banca móvil durante en el CeBIT. ¿Qué factores son imprescindibles, desde tu punto de vista, para esta área de negocio?

EW: La consideraciones técnicas de los requerimientos para la protección de datos se podrían resumir con las palabras clave “Privacy by Design” (PbD). Se trata, ya desde la concepción de una nueva tecnología, de anticipar toda la cadena de procedimientos a partir de la recopilación, el procesamiento y la utilización de datos personales, así como de plasmar también en la solución técnica la adecuada protección de los derechos de los usuarios implicados. Con PbD se podría haber evitado el escándalo sobre la protección de datos de Citibank de junio de 2011 en los Estados Unidos. Unos desconocidos aprovecharon un punto débil del acceso a la banca online por la cual se mostraba un número de cuenta sin cifrar en la dirección URL. Ante el hecho de que, por ejemplo, en una ciudad europea de gran tamaño se dejan olvidados en los taxis unos 200 smartphones de media en una sola semana, queda claro el papel que PbD puede ocupar en el terreno de la banca móvil. En el CeBIT de este año, todo gira en torno al tema de la banca móvil para GFT. Como empresa tecnológica, estamos convencidos de que mediante la aplicación de la tecnología se puede contribuir de forma considerable a solucionar los retos actuales y futuros, también en el área de la protección de los datos y con ello también el tema de “Managing Trust”. En este sentido, este año esperamos interesantes desarrollos en el campo de la protección de los datos, tanto desde el punto de vista técnico como legislativo. ¡Estaremos atentos!