GFT lanza su mundo virtual para explorar las tecnologías del metaverso

Exploramos los límites de la experiencia humana en el metaverso. Nuestra nueva experiencia te permite viajar por nuestro mundo virtual con unas gafas de realidad virtual, utilizando tu propio monedero de NFT para comprar y comerciar, para que puedas ver por ti mismo cómo un modelo de blockchain descentralizado democratiza las transacciones.

Octubre 2022

Umberto Eco (1932-2016), filósofo y semiólogo italiano, publicó en 1964 uno de los ensayos más influyentes en las ciencias sociales. La tesis, titulada Apocalípticos e integrados, presenta una panorámica del debate entre los críticos para con la cultura de masas, que la describían como «anticultura», y los favorables, que creían que suponía una oportunidad de democratización y generalización de la cultura.

Las categorías del filósofo se popularizaron y, con el desarrollo tecnológico del siglo XX y XXI, se hizo común denominar «apocalípticos» a los tecnoescépticos, quienes dudan de la integración tecnológica en las relaciones humanas, e «integrados» a los tecnoptimistas, quienes consideran a la tecnología una herramienta capaz de mejorar nuestras vidas.

El creciente interés respecto al metaverso y a sus aplicaciones sociales y comerciales ha reabierto la brecha apocalípticos-integrados entre conjeturas de todo tipo. Lo cierto es que empresas tecnológicas de todo el mundo y de todos los tamaños están apostando por el metaverso como «la nueva revolución tecnológica» que cambiará el paradigma de internet y establecerá nuevas formas de consumo cultural, de negocio y de relación social. GFT no se queda atrás y lanza su primer journey en el metaversopara inspirar a los clientes y enseñarles el potencial de estas nuevas tecnologías para sus negocios digitales.

La evolución «natural» de internet

La definición más elemental del metaverso como un entorno virtual compuesto de mundos conectados, donde los usuarios se inmergen interactuando a través de avatares, es insuficiente para entender su magnitud. Si las grandes tecnológicas están invirtiendo en el metaverso, no es solamente por las posibilidades del nuevo formato de interacción y consumo; también porque ha devenido una pieza más en la emergente transformación de las estructuras del ecosistema de internet —posible gracias a la acumulación tecnológica—: el paso del Web2 al Web3.

En su ensayo, Eco explica cómo los medios de comunicación masivos democratizaron el acceso a la información, pero bajo una estructura jerárquica y unidireccional, en la que unos pocos medios elaboran y distribuyen la información que grandes audiencias consumirán de forma pasiva, sin oportunidad de interactuar o participar en ella.

Internet empezó siendo un reflejo de este mismo paradigma, pero las posibilidades que ofrece el desarrollo tecnológico promovieron una rápida transformación de las lógicas de distribución y consumo de información y cultura. En la década de 1990 y a principios de los 2000, los usuarios —pasivos— consumían información y entretenimiento de páginas webs estáticas y, como mucho, intercambiaban información en foros y blogs. Se ha llamado a esa etapa de internet el Web1.

Se calcula que sobre 2005, cuando despegaron las grandes redes sociales como Twitter, Facebook y YouTube, empezó la fase delWeb2 que dura hasta la actualidad. En este nuevo ecosistema digital, los usuarios pasan de consumir a crear su propio contenidoy a participar activamente en internet. La actividad de los usuarios, sin embargo, está mediada por los canales de distribución que se quedan con su propiedad. Dicho de otro modo, el contenido de los usuarios revierte más beneficio económico a las empresas—que ostentan la propiedad del contenido— que a los propios creadores.

Recientemente, tecnologías como el blockchain han permitido imaginar un nuevo cambio de paradigma hacia el Web3, en donde los protocolos abiertos y las redes descentralizadas, administradas por la comunidad de usuarios, permitirá transferir los beneficios y las propiedades del contenido a los propios creadores.

En este contexto se entiende la popularidad creciente de las criptomonedas y los NFT (Non-Fungible Tokens) en los entornos digitales. Se está explorando la tecnología que, presumiblemente, posibilitará el paso a la siguiente etapa «natural» de internet. Estas tecnologías autentifican la singularidad del contenido digital, para tockenizarlo (productivizarlo) y otorgarle un valor de intercambio.

El metaverso acompaña a esta «evolución natural» de las dinámicas de poder en internet, ofreciendo una transformación de los formatos tradicionales 2D (textual, audiovisual e interactivo) a un formato inmersivo 3D, donde nuestra participación en el medio comunicacional pase a ser, no solamente como creadores activos, sino como «residentes en línea».

Las oportunidades que brinda el metaverso

Metaverso y Web3 son, por tanto, dos conceptos tecnológicos distintos, pero que compaginan un fundamento tecnológico proclive para el progreso de internet que la comunidad digital especula como oportuno.

Se pueden crear mundos en el metaverso centralizados y controlados por las corporaciones, basado en el intercambio de activos y finanzas administradas por bancos o entidades públicas. Sin embargo, la tendencia de las grandes corporaciones está siendoexplorar las oportunidades que brinda la combinación de la inmersión en mundos virtuales y las finanzas descentralizadas (DeFi) en entornos Web3, ya que uno de los desafíos claves para que funcione la implementación del metaverso es «la universalidad de la identidad digital, ligada a un avatar y a sus posesiones digitales», que permita a su vez la «interconectividad entre las distintas plataformas y una mayor socialización».

Sean centralizados o descentralizados, los mundos del metaverso ofrecen a las compañías nuevas oportunidades, no solo para desarrollar y expandir sus negocios digitales, sino también para organizar reuniones internas, sesiones de formación o coworking internacionales, etc. Diferentes sectores empresariales se están adaptando al formato inmersivo con relativa celeridad gracias al desarrollo de tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad aumentada o el machine learning.

Las redes generativas antagónicas (GAN por sus siglas en inglés) son un ejemplo de modelo de IA innovador que permite generar de manera eficiente y —más o menos creíble— imágenes y vídeos a partir de una descripción textual. El Generative AI (Stable Diffusion, DALL-E, etc.) podría utilizarse para desarrollar el diseño de los mundos virtuales, modelos de avatares o para sistematizar el comportamiento de los NPCs, haciendo más accesible la creación de mundos y la autonomía de los usuarios en el proceso, esto es, escalando la tecnología.

También destacan las iniciativas IoT para crear digital twins o gemelos digitales en metaversos industriales, culturales o educativos. Los gemelos digitales son representaciones digitales de objetos, procesos o servicios tangibles, cuya función principal es predecir simuladamente el comportamiento de los entornos reales ante la implementación de cambios. Ejemplos prácticos podrían ser salas de cine que estrenen películas en el metaverso, ofreciendo la experiencia inmersiva de ver el film en las butacas del teatro audiovisual, pero conectados desde casa.

Grandes compañías como Gucci, LV, Zara o Coca-Cola ya han desarrollado sus mundos en el metaverso para sus propuestas de negocio digital. De hecho, destacan casos de uso interesantes como el del Hotel Riu Plaza España de Madrid, que ha recreado en su mundo virtual el lobby, una suite y la azotea del hotel, para que los clientes puedan conectarse con sus avatares, informarse de los servicios y contratarlos, así como descubrir cómo son los espacios reales del hotel.

Otro caso interesante es el de Nike, que ha utilizado la plataforma Roblox para lanzar Nikeland, su espacio en el metaverso inspirado en la sede de la compañía. En este mundo virtual, los usuarios participan con sus avatares en competiciones deportivas y en minijuegos, obteniendo por ello recompensas que le permitirán equipar a su avatar con los complementos y vestimentas de última tendencia.

El mundo virtual de GFT: el primer journey por el metaverso

Metaverse: Shaping the limits of human experience
Please allow cookies to watch this video.
Watch on YouTube

Con afán de explorar todas las nuevas oportunidades que brinda el metaverso y de inspirar a los clientes para emprender la transformación tecnológica de sus negocios, el Laboratorio de innovación digital de GFT lanza una primera experiencia en el metaverso.

El primer journey desarrollado por GFT muestra un metaverso descentralizado alojado en la plataforma AltspaceVR de Microsoft. Cada usuario cuenta con su propia cartera digital, con la que podrá acumular certificados digitales y GFTcoins, la criptomoneda de la empresa.

Los certificados autentificarán la realización de ciertas tareas, pongamos como ejemplo, la visualización de vídeos informativos, y los GFTcoins servirán de incentivo para ello. Con los certificados digitales el usuario podrá acceder a otros espacios del mundo de GFT y relacionarse con otros usuarios. Los GFTcoins servirán para equipar a su avatar con accesorios e indumentaria al gusto.

Este sencillo esquema puede aplicarse, por ejemplo, al modelo de negocio digital de un banco en el metaverso. Imaginemos la réplica de una sucursal bancaria en un mundo virtual, en donde los clientes se conecten para informarse de productos bancarios y contratar servicios. La visualización de productos comerciales podría recompensarse con certificados digitales o monedas que podrían usarse como descuento en la contratación de otro producto bancario.

De igual manera en el sector retail: una tienda de ropa puede premiar al cliente por visualizar el vídeo de la nueva colección de ropa entregándole un certificado digital a modo de descuento en la nueva colección y adjudicándole monedas digitales para obtener ropa y accesorios para su avatar.

El siguiente journey que formará parte de la demostración del metaverso, desarrollada por el Laboratorio de Innovación Digital de GFT, está basado en un mundo centralizado. El uso de las criptomonedas aún no está legislado en la mayoría de los países, a pesar de riesgo financiero. Por eso, muchos clientes optarán por utilizar las divisas corrientes de cada país. Estas demostraciones tienen la misión de explorar todas las posibilidades de aplicación tecnológica del metaverso; así mostramos nuestra capacidad de ofrecer una variedad de soluciones que se adapten a las diferentes realidades y necesidades del cliente.

Los desafíos del metaverso

El sueño del metaverso se hace cada vez más real, pero lo cierto es que aún debe afrontar desafíos tecnológicos, legales, comerciales y humanos. El desarrollo tecnológico (Blockchain, AI, No-Code, Low-Code, Cognitive AR/VR/XR, 5G, WiFi6, Edge computing, SDN, NaaS, etc.) hace cada vez más viable la comercialización masiva de infraestructuras para la conexión al metaverso, pero aún es insuficiente la capacidad de procesamiento necesaria para soportar el augmento considerable de tráficos de datos (universalización de la conectividad).

La escalabilidad de la tecnología, esto es, hacerla accesible para las masas, es otro de los grandes handicap del metaverso. De hecho, cuando el CEO de Meta, Mark Zuckerberg, anunció que iba a invertir miles de millones de dólares para trasladar el metaverso a las masas, las acciones de la compañía cayeron en picado.

Por otro lado, aún están por explorar la traslación de los riesgos que actualmente vivimos en el ecosistema digital de la Web2, como los dilemas éticos respecto a la privacidad o la autenticación de identidad, al metaverso. Otro de los grandes interrogantes es la legislación de los entornos virtuales: en experiencias beta de Horizon Worlds de Meta ya se han reportado casos de abuso sexual en el metaverso.

Lo que es seguro es que el Laboratorio de Innovación Digital de GFT seguirá avanzando en la empresa de explorar el progreso tecnológico del metaverso para fortalecer nuestro conocimiento y experiencia y trasladar a nuestros clientes el mejor asesoramiento tecnológico y cultural.

Y tú, ¿qué piensas sobre el metaverso? ¿Te consideras apocalíptico o integrado?

 

Escribe un comentario

* requerido

El responsable del tratamiento de datos es GFT Technologies SE. El comentario será visible para todos los usuarios y los datos que en este se expongan serán tratados sobre la base de su consentimiento expresado al dejar el comentario. Tienes derecho a retirar tu consentimiento en cualquier momento. Puedes encontrar más información en nuestro Aviso de Privacidad.

Comment Area

GreenCoding

Con GreenCoding el desarrollo de software se convierte en parte integrante de tu programa de sostenibilidad

Más información