Con el research generativo ganarás tiempo y dinero

Por qué esta técnica de UX reduce los tiempos de desarrollo y mejora la calidad del producto final.

Todo por el usuario, pero sin el usuario

El objetivo principal de todo producto digital es mejorar la vida de sus usuarios finales. Por ello, nos esforzamos mucho en intentar crear productos que respondan a las necesidades de quienes los usan… pero tendemos a olvidarnos del research generativo.

Este research consiste en focus groups, talleres, observaciones, entrevistas o encuestas con usuarios para entender sus comportamientos, dolores y necesidades antes de ponernos a diseñar. Gracias a él podemos definir el producto que debemos crear (propuesta de valor y funcionalidades) para responder a las necesidades de quienes lo van a usar.

Si no lo hacemos antes del diseño corremos el riesgo de conceptualizar un producto alineado con nuestros objetivos de negocio y atractivo para nuestros propios equipos, pero que no resuelva las necesidades quienes lo van a usar, sino nuestras propias hipótesis de cuáles son sus necesidades.

 

Research generativo vs Research evaluativo

Lo que sí se suele hacer en la creación de producto digital es el research evaluativo. Esto consiste entesteos, monitoreo de KPIs, entrevistas o encuestas con usuarios para validar un producto con ellos. Gracias a él podemos detectar los aspectos a mejorar para crear un producto más intuitivo y fácil de usar.

Si no lo hacemos antes del desarrollo corremos los riesgos de construir un producto que no resuelva correctamente las necesidades de los usuarios o que sea difícil de usar para ellos.

Se tiende a creer que no es necesario hacer research generativo si luego vamos a hacer research evaluativo. Pero esto es un error, ya que, como hemos visto, sirven para cosas diferentes y deben hacerse en momentos diferentes.


 

Testando la usabilidad, pero dando por válida la propuesta de valor

Imaginemos que queremos crear una aplicación que ayude a luchar contra la obesidad y que no hacemos research generativo. Partimos de la hipótesis de que sus usuarios necesitan información (sobre alimentos, dietas, ejercicios o evolución de su peso) que les ayude a tomar decisiones que les haganalcanzar su peso objetivo. Resolvemos estas necesidades con un diseño brillante, creamos un prototipo y testamos su usabilidad.

Pero ¿qué sucede si lo que realmente más necesitan para luchar contra la obesidad no es información para alcanzar su peso objetivo sino apoyo emocional (sentirse acompañados por su entorno cercano, profesionales de la salud o personas en su misma situación) que les ayude a mantener hábitos saludables durante toda su vida?

Habremos diseñado nuestro prototipo sin saber esto y, cuando lo testemos, nos centraremos en validar si estamos mostrando la información (dietas, ejercicios, peso…) de un modo sencillo e intuitivo. Pero será difícil que nos cuestionemos, en ese momento, algo tan estratégico como definir si lo que vamos a ofrecer a los usuarios es información o apoyo emocional.

Hablando con los usuarios cuando ya es demasiado tarde

Aunque el citado testeo nos hiciese descubrir que debemos desarrollar un producto totalmente diferente, sería ya demasiado tarde para una iteración de esta magnitud. Ya que tendríamos que cambiar aspectos muy estratégicos del producto, eliminar por completo funcionalidades en cuyo diseño hemos invertido bastantes recursos y comprometer el calendario establecido. Lo más probable es que esta iteración no se haga y, en el caso se hacerse, hará parecer que el proceso de diseño ha sido un fracaso.

De este modo, desarrollemos un producto con buena usabilidad pero que no aporta demasiado valor a sus usuarios, perdiendo la oportunidad de crear una solución que responda a lo que estos más necesitan y que sea disruptiva en el Mercado.

El research generativo reduce los costes y aumenta los ingresos

Como hemos visto, el research generativo reduce el riesgo de grandes iteraciones y ahorra tiempo. Nos permite también diseñar productos excelentes, que respondan con precisión a la realidad ynecesidades de sus usuarios, mejoren su vida y les fidelicen a nuestra marca.

Como muestra de su importancia podemos mencionar, a nivel teórico, la regla del 1:10:100 para los cambios (cuya aplicación al desarrollo de producto establece que 1€ invertido en research ahorra 10€ en cambiar el diseño y 100€ en cambiar el producto) o los resultados de las investigaciones de la doctora Susan Weinschenk (que desvelaron que los desarrolladores dedican en torno al 50% de su tiempo a retrabajos evitables).

A nivel práctico, existen múltiples casos de fracasos de productos por ofrecer una propuesta que no aporta valor a sus usuarios, como Juicero (un exprimidor de 400$ con conexión Wi-Fi que prometía ser el “Nespresso de los zumos” y recibió 120 millones de dólares de financiación pero fracasó cuando sus usuarios vieron que podían exprimir las bolsas de zumo con las manos) o Peeple (una aplicación para puntuar personas que fue valorada en 6,7 millones de dólares pero recibió críticas enfurecidas e indignación por parte de sus usuarios potenciales).

En el Design Studio de GFT somos expertos en UX research y, gracias a nuestra experiencia, sabemos quecon el research generativo ganarás tiempo y dinero.

El inversor Peter Lynch, que algo sabe sobre la gestión del dinero y la incertidumbre, afirmó que «Invertir sin investigar es como jugar al póker sin mirar nunca las cartas«. Reduce riesgos y aprovéchate del research generativo.

GreenCoding

Con GreenCoding el desarrollo de software se convierte en parte integrante de tu programa de sostenibilidad

Más información