Cómo incorporarse a un empresa en otro país y de forma remota con éxito

Durante la pandemia, muchas empresas contaban con todos sus empleados trabajando desde casa y habían puesto en marcha un plan para poder asegurar la continuidad del negocio. Había que conseguir a toda costa poder seguir ofreciendo servicios a los clientes y mantener en negocio en marcha. Para ello, y a pesar de los desafíos que surgieron durante estos meses, muchas empresas han seguido buscando nuevos  profesionales y también muchas personas han decidido cambiar de trabajo y comenzar nuevos retos laborales. Este es el caso de Óscar Salas, Desarrollador de Microservicios en GFT, que en plena pandemia, decidió cambiar de trabajo, y de país de residencia, y unirse al equipo de GFT en España. Para que nos cuente más detalles sobre su experiencia, y cómo fue el proceso de incorporarse a una nueva empresa en remoto, le hemos entrevistado.

Oscar, ¿cómo era tu vida antes del 2020, anterior a la pandemia?

Óscar Salas en la sede de GFT en Sant Cugat

Hace casi 6 años, por caprichos del destino, y sin tenerlo planeado, me fui a vivir a  Londres para trabajar para un gran banco. Siempre he sido una persona familiar y a la que le gusta estar con su gente y sus amigos. Por ello me propuse que iría varias veces al mes a casa, aunque eso fuera agotador. Al principio, fue complicado. Estaba lejos de mi gente, mis rutinas y mis costumbres, pero poco a poco me fui integrando en esta nueva ciudad, y sin duda, pasado un tiempo y ya totalmente integrado, estaba siendo, aunque agotador, una experiencia increíble.

¿Y qué paso con la llegada de la pandemia?

Después de 5 increíbles años, nos situamos en enero de 2020. Mis sentimientos de volver a mi casa se van despertando y mi agotamiento de viajar tanto, va haciendo mella. Es el momento en el que me propongo que ese sería el último año que estaría fuera. Como todos sabemos, a finales de febrero, llegó algo inesperado y desconocido para todos… se llamaba COVID e iba a cambiar la vida de todos. Lo que no me imaginaba yo en ese momento, que algo que era tan importante para mí como es ir a mi casa, estar con mi familia y amigos, iba a ser imposible y me quedaría encerrado en Reino Unido por los siguientes 5 meses. Ya en plena pandemia, y con mucha incertidumbre por todos lados, decido que debo preparar mi vuelta, para que una vez pasado este confinamiento y los fronteras volvieran a abrir, pudiese regresar a casa, y ya quedarme ahí tal y como tenía planeado.

¿Cómo fue buscar trabajo durante la pandemia?

Como muchos habremos hecho, empiezas a contactar a  aquellos compañeros que alguna vez te han dicho que en su empresa buscan gente, y así fue. Yo tenía mis dudas de cómo iba a salirme la jugada, estando en medio de una pandemia mundial y sin poder salir de casa ni del país, ya que debemos recordar que en ese momento se encontraban cerradas las fronteras de Reino Unido. Sin duda, iba a ser algo novedoso.

Uno de mis amigos, me contactó y me comento que estaban buscando gente en su empresa. Que él estaba contento, que ya llevaba bastantes años y por otra parte, tenía referencias de gente que también trabajaba en la empresa. Dicho esto, y antes de empezar cualquier proceso, preparé mi CV y lo envié a dicha compañía, que era GFT.

¿Cómo fue el proceso de selección de forma virtual?

En cosa de pocos días, recibí una llamada de parte de recursos humanos, confirmándome que habían recibido mi CV y que querían hacerme una entrevista para saber un poco más de mí, y en qué tipo de proyectos, visto mi CV, podía llegar a encajar.  En ese momento,  concertamos una fecha y a los pocos días, hicimos una entrevista online. La verdad es que es diferente a hacer las clásicas entrevistas personales, pero fue muy práctico y, la verdad, que mi experiencia de una entrevista online, fue satisfactoria.

A los pocos días me contactaron otra vez para confirmarme que les había gustado mi perfil, y que les gustaría hacerme una entrevista técnica para evaluar mi nivel. A los pocos días, estaba en una videollamada, compartiendo mi pantalla y haciendo una prueba técnica. Una vez más, el resultado de esa entrevista fue satisfactorio y me dijeron que me llamarían en unos días para hacerme una oferta. Siguiendo la misma dinámica de la primera entrevista, a los pocos días me llamaron para confirmarme que la había superado satisfactoriamente, y que en los siguientes días me enviarían una oferta para unirme a la empresa.

¿Cómo fue el proceso final y la aceptación de la oferta?

Unos días más tarde, recibí un correo con la oferta, seguido de una llamada por parte de los responsables de recruitment para explicarme y detallarme la oferta. Me tomé unos días para meditar la oferta (no es una decisión fácil) y finalmente, la acepté el 21 de septiembre de 2020. Ahora, una vez aceptada la oferta, me entraron las dudas de cómo íbamos a hacer el onboarding en tiempos de pandemia donde todo es remoto.

¿Cómo hiciste el onboarding virtual en GFT?

Durante todo el proceso me comentaron que estaban preparados para hacer todo en remoto, y así fue. En mi primer día, recibí una llamada donde me dieron las instrucciones para activar mi cuenta corporativa y especificándome que a lo largo de la semana recibiría el equipo de trabajo. Durante la espera del equipamiento, aproveché para ponerme al día en el proyecto y tratar de entenderlo lo máximo posible para, una vez recibido, ponerme manos a la obra lo antes posible.

Se trataba de un proyecto de banca, donde se utilizan tecnologías de microservicios. El reto era mayor, dado que es un proyecto grande y que se empezaba de cero, donde todo se tenía que construir. Para los más técnicos y que quieran concretar un poco, en modo resumen, nos encontramos en un proyecto de microservicios, desarrollado utilizando el framework de Spring Boot, Postgres como base de datos, Kafka como distribuidor de eventos y OpenShift como servicio de despliegue en la nube.

El reto era mayúsculo, no sólo por todo el trabajo que hay por delante, sino por la situación en la que nos encontrábamos donde no teníamos una zona física donde juntarnos todos a trabajar y debatir.

¿Cómo es el trabajo en equipo de forma virtual?

Creo que es muy importante el hecho de haber podido crear un equipo y tener una muy buena relación aunque se trabaje en remoto. Al principio, como nunca había vivido una situación similar, pensaba que sería complicado entablar relación con los compañeros más allá de las cosas estrictamente laborales al no coincidir en un mismo espacio físico pero, al final, no ha sido así. A medida que ha ido pasando el tiempo, he ido conociendo el lado más personal de mis compañeros. A día de hoy, nos forzamos a hacer mini-breaks para desconectar un poco y hablar también de cosas que no tengan que ver con el trabajo. Además de esto, con los compañeros que comparto ciudad (Madrid y Barcelona) he quedado físicamente con ellos para así conocernos un poco más.

Lo que quiero decir con esto es, que aparte de un onboarding en la plataforma de trabajo, también he podido entablar muy buena relación con mis compañeros y crear equipo. Cosa que creo que ayuda un montón, tanto en lo personal como de cara a la empresa. Un equipo unido trabaja muchísimo mejor.

Tras toda esta experiencia, ¿cómo te encuentras actualmente en GFT?

Prácticamente un año más tarde, me encuentro totalmente integrado en la empresa y en el proyecto. Si miro atrás, no me hubiera imaginado empezar un nuevo empleo totalmente en remoto y trabajar de esta forma, sacando tanto y tanto trabajo, estando todos distribuidos en distintas zonas geográficas y sin un sitio en común. Ahora, y una vez que por fin esta pandemia pase, se instaurará un modelo híbrido donde podremos disfrutar de las bondades de juntarnos con nuestros compañeros (para aparte de trabajar, poder tomar café o salir a comer algún día, no nos engañemos) y a la vez poder conciliar la vida personal con el teletrabajo.

Post a Comment

* requerido

La nueva normalidad:

Conviertiendo nuestras vidas en digitales en 19 aspectos

Más información