Inteligencia Artificial, la nueva herramienta de los agricultores


VLCTechFest ha sido el escenario donde nuestros compañeros Pedro NietoEsteban Chiner (de GFT España) han presentado uno de nuestros últimos trabajos: una primera versión de producto basado en un universo controlado de datos y capaz de responder a las interacciones de un usuario para un cultivo prefijado.

Raquel: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Pedro y Esteban: No es la primera vez que el VLCTechFest cuenta con GFT para participar en alguna de sus charlas, y esperamos que este evento se convierta en un fijo en nuestra relación con la comunidad tecnológica de Valencia en los próximos años.

VLCTechFest es un evento organizado por y para las comunidades tecnológicas en Valencia y, claramente, nos sentimos parte de esta comunidad, por lo que dedicar un rato a intercambiar ideas con colegas siempre se convierte en algo enriquecedor para todos.

Desde un punto de vista personal, ponernos delante de una audiencia siempre es un reto, pero también es una oportunidad para contar nuestro trabajo y, sobretodo, para recoger ideas de gente que lo ve por primera vez. De cada sesión siempre te llevas alguna idea que acabamos trasladando a nuestros clientes.

R: Datos, datos y más datos, ¿Cómo sobrevivir en un mundo donde la automatización es, cada vez, el orden del día?

P y E: Para nosotros la clave se basa en cambiar el enfoque, cambiar la idea de “sobrevivir” por “convivir”, los datos y sus aplicaciones no son una moda pasajera y luchar contra ellos no parece una sabia estrategia a día de hoy.

Intentamos siempre traducir esta automatización en una oportunidad: todas las tareas que la industria intenta automatizar son las de bajo valor añadido, por lo tanto, veámoslo como una oportunidad para dedicar el tiempo a marcar la diferencia en las tareas donde realmente somos imprescindibles. 

R: Habéis hablado de un caso concreto, el sector agricultura, ¿Cómo se aplica la automatización de los datos en este sector?

P y E: El uso de la inteligencia artificial ya no es algo limitado a unos pocos, y como resultado de esto, durante 2018 realizamos una aproximación del uso de inteligencia artificial para la maximización de cosechas basándonos en el uso del regadío y fertilizantes. El objetivo era generar un sistema de soporte a la decisión que, a través de una interfaz sencilla permita a los agricultores una mejor planificación de sus cosechas. Una prioridad del sector es reducir el consumo de agua y minimizar el impacto ambiental, a través de la reducción del uso de fertilizantes con el apoyo de IA. Enmarcar esta mejora dentro de la transformación tecnológica que afecta al sector, supone uno de los retos principales de este proyecto.