El oro de la era digital: los datos


El poder de los datos para las compañías parece incuestionable.  La transformación gracias a nuevas tecnologías como cloudMachine learning, Inteligencia Artificial (IA) o Internet de las cosas (IoT) puede convertirlos en su bien más preciado, el nuevo oro de la era digital para muchos sectores. ¿Qué papel juegan las tecnologías en esta ecuación? ¿Cuáles serán clave realmente para conseguir sacarle todo el rendimiento posible a la gestión de los datos?

Internet ha transformado radicalmente el volumen de datos que generamos. Las cifras de la mitad de la población mundial que tienen acceso a la Red no dejan indiferentes a nadie. Según Lori Lewis, vicepresidenta de social media de Cumulus Media, cada minuto se escriben cerca de 500.000 tuits, se envían más de 180 millones de correos electrónicos y se llevan a cabo cerca 3,7 millones de búsquedas en Google.

Además, las previsiones apuntan a que esta tendencia va a seguir creciendo exponencialmente a medida que se popularice el 5G y que IoT permita una mayor interconectividad entre dispositivos. De hecho, según Cisco, por primera vez en la historia, en el 2018 las máquinas que se intercomunican a través de la red generaron más información que las propias personas. Pero, ¿cómo se gestiona esta marabunta de datos que estamos produciendo constantemente?

Las compañías no tienen ninguna duda: el poder del dato es clave para el futuro de sus negocios. Según un informe de Gartner, en 2020, el 50% de las organizaciones rechazarán las soluciones de nuevos proveedores que no les permitan extraer sus propios datos. Una de cada diez incluso contará con una unidad de negocio muy rentable creada específicamente para la producción y comercialización de sus activos de información. Así, sólo aquellas que realmente sean capaces de poner todo este combustible al servicio de su negocio de forma eficaz podrán sobrevivir al tsunami de los datos. La tecnología es, sin duda, su gran aliado para conseguirlo.

La nueva gestión del dato 

En sectores como el bancario, asegurador, consumo, logística, automoción o producción, ya nadie pone en duda la importancia del dato para el futuro del negocio. Las transacciones a través de medios digitales no paran de crecer, generando más y más datos. Muchas compañías ya se han percatado de que deben colocar toda esta información en el centro de su estrategia si quieren seguir siendo relevantes y cruciales para sus clientes, precisamente en un momento donde ya han aparecido nuevos actores que amenazan con poner fin a la hegemonía de las grandes corporaciones.

En GFT, estamos convencidos de que las tecnologíasvan a ser clave para la nueva gestión del dato. Precisamente, pensando en el sector financiero, hemos creado una unidad estratégica que se centra en el uso de tecnologías exponenciales para mejorar la experiencia del cliente, adoptar una visión de banca abierta, aprovechar los datos para obtener información relevante para el negocio y lograr una mayor eficiencia operativa. Así, las entidades podrán beneficiarse de estas tecnologías, proporcionando productos y servicios más personalizados a más clientes en el momento más apropiado, a través del mejor canal posible y con el menor intervalo entre su concepción y su disponibilidad. ¿A qué tecnologías nos referimos concretamente? Nuestra visión está basada en cuatro pilares (banca aumentadabanca abiertabanca cognitiva y banca automatizada) que están relacionados con tecnologías como blockchain, Big Data, IA (que incluye Machine learningDeep learningbots, etc.) y cloudcomputing. 

Blockchain e IA

De hecho, blockchainestá aportado soluciones imposibles mediante tecnologías convencionales. Gracias a su uso en el sector bancario y para uno de nuestros clientes en Italia, hemos conseguido crear un sistema de facturación avanzada integrando un sistema de prevención del fraude interbancario. Con esta tecnología también se ha conseguido la optimización de transferencias y pagos internacionales en un solo día, como la que ha puesto en marcha recientemente el Banco Santander con Ripple, o el uso de identidades digitales para conseguir interactuar de manera única y sobre todo segura, con cualquier entidad. 

En el sector asegurador, también va a ser revolucionario. Como muestra de ello, nuestra prueba de concepto para ayudar a AXA a simplificar y automatizar contratos de seguros para flotas de coches con diferentes vehículos, conductores y condiciones. Gracias a blockchain y a través de smart contracts, las compañías pueden añadir fácilmente un nuevo conductor, poner restricciones sobre dónde y cuándo pueden utilizar los coches de la flota o ejecutar automáticamente acciones en caso de una incidencia o accidente, como la búsqueda de un taxi o de un vehículo de sustitución. Así se agilizan las gestiones con una experiencia de cliente única, se minimiza el trabajo del asegurador y, además, la rapidez de respuesta disminuye el daño económico para la empresa.

Junto a blockchain, la IAes otra de las tecnologías que están revolucionando los negocios para acelerar la toma de decisiones. Combinando la potencia de algoritmos avanzados, el machine learningy la automatización robótica de procesos (RPA), las empresas ya están consiguiendo mejorar la experiencia de sus clientes a la vez que hacen más eficientes sus procesos. Algunas de las tareas más repetitivas pueden ser realizadas ya por máquinas y los profesionales pueden concentrarse en otro tipo de actividades que aporten un valor real a la compañía.

Precisamente otro de nuestros proyectos más pioneros está basado en el uso de la IA para el sector agrario. En concreto, un equipo de la compañía en Lleida ha llevado a cabo una prueba de concepto (PoC) para Sistemes Electrònics Progrés, S.A., compañía dedicada al diseño, fabricación y comercialización de equipos y sistemas electrónicos para el riego. Gracias a la Inteligencia Artificial y por medio del análisis masivo de datos, este proyecto pretende servir de ayuda para los agricultores buscando la mejor combinación de factores para maximizar el crecimiento de sus cosechas.

En definitiva, el binomio tecnología y datos juega un papel vital en la transformación de muchos sectores. Las compañías están convencidas de que adoptarlas es ya un requisito imprescindible para el futuro de su negocio, pero también una oportunidad única para ofrecer una mejor experiencia a sus clientes.