Blockchain: GFT dispone de un nodo regulador y otro validador en Alastria


Hace algo más de medio año que GFT nos incorporamos a Alastria. Tras estos meses de colaboración con la primera red nacional regulada basada en Blockchain, nuestra compañía ya está recogiendo los primeros frutos y disponemos de dos nodos propios: uno validador y uno regulador. Además, también hemos creado un centro de control portátil para todos nuestros profesionales. Estamos convencidos de que las características de este consorcio nos permiten crear servicios sobre esta plataforma, con la ventaja de utilizar una base tecnológica real y común a todos los bancos y aseguradoras que son nuestros principales clientes. Pero, ¿cómo ha sido esta colaboración hasta ahora? ¿Qué hemos hecho gracias a Alastria y cuáles son los próximos pasos?

Desde nuestros primeros contactos con los creadores de Alastria hace ahora dos años, en GFT siempre tuvimos claro que era una gran oportunidad. Teníamos que formar parte de la primera red nacional regulada basada en Blockchain para ayudar a proveer a la sociedad española de un ecosistema propio y abierto bajo está tecnología. Esta red nos garantiza la identidad a todos los participantes y un registro indeleble de las operaciones que se realizan sobre ella. Con ello, podemos ofrecer y recibir servicios con eficacia legal en el ámbito español y acorde con la regulación europea, requerimiento esencial en un sector tan sensible como el financiero, donde desempeñamos nuestra labor.

Estamos convencidos de que Alastria podría convertirse en la solución estándar para la gestión de la identidad basada en Blockchain y, por lo tanto, podría llegar a tener un papel clave en el futuro de los servicios financieros. GFT, como experto en tecnología en esta área, entendió rápidamente que hay una coincidencia perfecta entre ambas entidades y apostó por sellar una alianza. Además, Alastria utiliza la tecnología de Quorum y nosostros ya hemos trabajado anteriormente en iniciativas con dicha red o en proyectos con Corda (Consorcio R3), uno de los cuales ya está  live en el mercado italiano. También, como partners de Google y Digital Asset Holdings, hemos participado en el desarrollo de aplicaciones Blockchain para banca de inversión y también trabajamos con diferentes plataformas,  por lo que estábamos seguros de que a nivel tecnológico no habría ningún impedimento.

Nuestras primeras experiencias en Alastria

Así, una vez que GFT pasamos a ser socio de Alastria, comenzamos a trabajar con esta red. El punto de inicio fue la página README del repositorio central. Allí, pudimos ver una descripción de las principales funcionalidades y comandos, además de una muy buena explicación de cómo crear un nodo de la TestNet, requisito imprescindible para interactuar con la red Alastria.

Gracias a todo ello, desde GFT creamos nuestros primeros nodos. Actualmente, disponemos de uno regulador y uno validador. Se crearon bajo las herramientas proporcionadas por Alastria, sobre las que nosotros aportamos nuestra propia base DevOps interna para facilitar su gestión como responsables de nuestros nodos. La compañía quiere seguir manteniendo estos nodos con las actualizaciones que se requieran y, también, empezar a testear sobre la red Alastria algunas de las aplicaciones Blockchain (dapps) que ya ha desarrollado a nivel interno.

Creación del centro de control

El siguiente paso que nos planteamos fue crear un centro de control portátil para Alastria. Como todos los comandos se basan en Linux y, por lo general, nuestros equipos en GFT funcionan con Windows, optamos por crear un entorno portátil para trabajar con ellos. De esta manera, cualquier empleado de la empresa puede configurar fácilmente su entorno para Alastria y, a la vez, todo el conocimiento se condensa en el mismo repositorio. El objetivo era que ese entorno de trabajo con Alastria tuviera un enfoque DevOps siguiendo las pautas de nuestro centro de excelencia DevOps & Cloud, y a la vez fuera una sandbox (batteries included) de Blockchain sobre Alastria para ser usada por proyectos o pruebas de concepto.

A nivel más técnico, en GFT hemos creado una máquina virtual basada en Vagrant sobre Ubuntu como sistema operativo con todo el software preparado en el interior siguiendo el principio de Infrastructure as Code. Este software incluye paquetes para el enfoque DevOps como el de AWS (Amazon Web Services) y Ansible, configurados y listos para ser utilizados, al igual que herramientas de desarrollo como Truffle o Remix, que permiten además del desarrollo, procedimientos de gestión y disaster recovery automatizados de los nodos de GFT de Alastria.

Gracias a esto, ahora contamos con un acelerador, un entorno rápido en el que desarrollar proyectos de Blockchain con buenas prácticas. Por ejemplo, es capaz de desarrollar en local a través de la máquina virtual y, después, tener una rápida y automática integración a través de Alastria TestNet. Además, también nos planteamos liberar el centro de control Alastria para el equipo de la plataforma y proporcionar soporte en esta automatización del entorno.

Próximos pasos

Sobre el futuro de esta colaboración, nos gustaría que girará sobre el tema de la identidad. Estamos seguros de que con esta red conseguiremos hacerla universal, utilizar la tecnología para mejorar la experiencia y los procesos en la industria de los servicios financieros y ayudar a que los bancos sean más ágiles y generen nuevos negocios rápidamente. Así visualizamos en GFT el futuro de los servicios financieros y creemos que las tecnologías como Blockchain son una gran oportunidad para ello.

Artículo publicado originariamente en el blog de Alastria