¿Qué son las tecnologías exponenciales?


En plena revolución tecnológica, escuchamos hablar de economía exponencial, de organizaciones exponenciales y de innovación exponencial. Parece ser la base de toda disrupción que está afectando a muchos aspectos de nuestras vidas y a todos los sectores del sistema económico, en donde ahora los cambios no se producen de forma lineal, sino de forma exponencial. Pero, ¿qué son realmente las tecnologías exponenciales? ¿De dónde proviene esta terminología y a qué hace referencia exactamente?

Al igual que la revolución industrial marcó un hito en nuestra historia, hay muchos que piensan que ahora la tecnología logrará lo mismo. Por ello escuchamos que nos encontramos en la denominada cuarta revolución industrial: la revolución tecnológica. Uno de los principales motivos de este tipo de cambio radical es el desarrollo exponencial de la capacidad de computación, presente y relevante hoy en todos los aspectos de nuestra vida. Se trata de algo que ya lo predijo Gordon Moore, cofundador de Intel, hace más de 50 años, definiendo una ley que lleva su nombre tras su trabajo relacionado con la producción masiva de semiconductores y transistores.

Lo más relevante de la Ley de Moore es el efecto que ha causado el cumplimiento de la misma dentro de los principales pilares de nuestras vidas: en la economía, en donde se permite crear diferentes industrias y compañías utilizando tecnologías mucho más baratas y potentes; en el mundo tecnológico, donde la tecnología ya está al alcance de todos; y en la sociedad, la cual cambia por completo sus hábitos debido al uso y adopción de dicha tecnología. Todo ello hace que cualquier sector y negocio deba de transformarse al mismo ritmo exponencial. Pero, ¿qué es realmente una tecnología exponencial?

Es aquella en la que, en muy poco tiempo, su precio y complejidad va disminuyendo de forma relevante pero, al mismo tiempo, su capacidad y el número de aplicaciones aumenta de forma exponencial. Tienen la virtud de que su utilización resuelve una enorme cantidad de problemas, es aplicable a la mayoría de los sectores y facilita la vida a la mayoría de las personas. Añadido a esto, hay que tener en cuenta que el potencial que tienen las tecnologías exponenciales es aún mucho mayor cuando interactúan y se combinan entre sí de forma innovadora.

Tipos de tecnologías exponenciales

Son muchas las tecnologías que pueden considerarse dentro de este conjunto de técnicas que siguen los principios de la Ley de Moore. Tomando como modelo diferentes estudios, como el de McKinsey Institute, podríamos decir que las tecnologías exponenciales consideradas claves son el móvil conectado, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, el cloud, la robótica avanzada, los vehículos autónomos, la siguiente generación de la genómica, la impresión 3D, la nueva tipología de materiales, el almacenamiento de energía y las energías renovables. A este grupo seguramente faltaría por incluir alguna más, tal como AR/VR (augmented reality/virtual reality), blockchain, e incluso la bio nanotecnología.

Además del efecto e implicación de las tecnologías exponenciales hoy en día, ahora también podemos escuchar ideas tales como la necesidad de una economía exponencial, una organización exponencial o la propia innovación exponencial.

En este sentido, la economía exponencial (término acuñado por Nathan Myhrvold, exdirector de tecnología de Microsoft) es una de las tendencias actuales mundiales que defiende que, debido a las tecnologías exponenciales, llegaremos a unos incrementos en la productividad que generarán una era de abundancia de todo tipo de bienes y servicios. Algunos expertos incluso hablan de que esto podría llegar a constituir la denominada sociedad del coste marginal cero, esto es, la mayoría de los bienes físicos, energía, conocimiento  y otros servicios podrían llegar a costar cero euros. Con ello, se llegaría al fin del capitalismo, tal y como hoy lo conocemos.

Organización exponencial

Por su parte, el término organización exponencial (ExO) apareció por primera vez en el libro Exponential Organizations escrito por Ismail, Michael S. Malone y Yuri van Geest. Se basa en el supuesto de la abundancia (recursos ilimitados), añadiendo a ello el uso de nuevas técnicas organizativas y de aceleración, lo que hace que el impacto sea muchísimo mas grande que el de sus competidores. Para diferenciar una organización exponencial de una linear, podemos poner como ejemplo dos organizaciones dentro del sector del turismo. Los hoteles NH o Meliá, tradicionales y con un modelo linear, cuando deciden abrir un nuevo hotel necesitan pensar en nuevos permisos, nuevas contrataciones, mantenimiento de las instalaciones… Por otro lado, el modelo de negocio de Airbnb es disruptivo y está pensado para generar un crecimiento exponencial. Abrir un nuevo alojamiento casi es directo y solo hay que poner de acuerdo al propietario con la persona que necesita utilizar dicho alojamiento. Precisamente la segunda compañía se basa en el principio de la abundancia: personas que quieren alquilar su alojamiento y gente que busca una alternativa barata.

Por último, el potencial de las tecnologías exponenciales se incrementa al combinarlas de forma innovadora. Y no solo las tecnologías, sino conectar a los diferentes negocios y personas al mismo tiempo, es la base de la denominada innovación exponencial. Para esto, cambiar la manera de pensar es una competencia clave.

Una de las principales promotoras y precursoras del estudio de las tecnologías exponenciales como base de la revolución en el mundo de hoy es la Singularity University, fundada en 2008 por Ray Kurzweil, Peter Diamandis y Bob Richards, basada en Silicon Valley patrocinada por Google y la NASA.

Después de este repaso de los orígenes de las tecnologías exponenciales, en mi próximo post me centraré en cómo éstas se aplican en los diferentes sectores transformándolos de forma radical Y nos focalizaremos en el sector financiero, para demostrar que la transformación digital de la banca tiene que basarse y evolucionar hacia una banca exponencial.