La vida como expatriado: “Volver a casa parece un paso fácil… pero ahora tenemos dos Heimats*”


Hace ya casi un año que Óscar Albericio, tras mudarse a Alemania con su familia en 2012 y trabajar durante 5 años para GFT Alemania como Head of PSU Delivery & Technology, ha vuelto a nuestra oficina en Zaragoza. En esta entrevista, Óscar nos cuenta por qué volver a casa es, a veces, más difícil de lo que parece y lo que un empleado debe poner encima de la mesa cuando decide emprender una aventura intercultural.

 

GFT: Óscar, han pasado dos años desde nuestra última entrevista contigo. En aquel entonces, hablamos sobre mudarse y vivir en Alemania. ¿Puedes contarnos brevemente qué ha pasado desde entonces?

Óscar: Durante estos dos años, la vida ha cambiado bastante… y nuestra “aventura” alemana llegó a su fin: volvimos a España en el verano de 2017. Al principio, el plan era permanecer en Alemania durante dos años solamente, pero esto se descartó pronto y, al final, estuvimos allí cinco años en total, durante los cuales, disfrutamos muchísimo de la estancia y nos sentimos felices tanto personal como profesionalmente. La decisión de regresar no fue fácil pero, debido a motivos familiares y de trabajo, finalmente decidimos hacerlo.

¿Podrías contarnos algo más sobre esto?

Óscar: Mi suegro tenía graves problemas de salud durante nuestra estancia en Alemania, una situación bastante difícil de manejar, especialmente para mi esposa. A finales de 2016 y principios de 2017, empeoró y la familia necesitaba nuestra ayuda. Además, mi hija mayor acababa de terminar el colegio y la pequeña estaba a punto de comenzar 4º de la ESO. Así que tuvimos que decidir si quedarnos por otros tres años hasta que ella terminara su Abitur (Bachillerato), o regresar a España inmediatamente, para ajustarse al cambio antes de Selectividad..

 Y, por último, también me ofrecieron la oportunidad de asumir profesionalmente nuevas responsabilidades en España, desafiantes e interesante (y eso, para un expatriado, es la panacea… ya que, el no tener un lugar al que volver es uno de los mayores problemas para los expatriados después de un tiempo en el extranjero). Desde entonces, soy Delivery Executive Manager de una de las Client Units que atienden a clientes españoles.

Básicamente, todas las “señales” decían: “¡Deberías volver!” Y, por lo tanto, tomamos la única decisión posible, y aquí estamos: de vuelta en España.

¿Cómo ha sido el volver a casa? Puedo imaginar que ahora ves las cosas de forma diferente. ¿Hay cosas que echas de menos de Alemania?

Óscar: Ha sido mucho más difícil de lo que podéis imaginar. Volver a casa, donde están tu familia y tus amigos, parece fácil, pero no lo es. Todo ha cambiado un poco, nada serio, pero lo suficiente como para que la experiencia no haya sido tan fluida como podíamos creer. Y aún más, después de cinco años, NOSOTROS – mi esposa, mis dos hijas y yo- habíamos cambiado mucho. Evidentemente, somos diferentes a cuando llegamos a Alemania en 2012, tenemos una visión más amplia de la vida: ahora tenemos dos perspectivas desde donde vemos las cosas, la española y la alemana.

Extrañamos muchas cosas, pero son cosas que no se pueden expresar con palabras como, por ejemplo, nuestra vida allí. Ahora tenemos dos “Heimats *” y creo que, Alemania estará en nuestro corazón para siempre.

 

“Lo que, con toda seguridad, me traigo es la amistad y el afecto, que todos nuestros compañeros de GFT Alemania me han dado durante estos años”

 

Mirando hacia atrás: ¿Cómo te ha cambiado este tiempo en el extranjero tanto como persona, como en la forma de trabajar?

Óscar: Es difícil de describir. Básicamente, nos hemos mejorado a nosotros mismos, reuniendo ambas culturas, la española y la alemana. En el caso de mis hijas especialmente, creo que el beneficio es mayor: aparte de factores obvios como el lenguaje, veo que ahora son mucho más maduras y de mente abierta y, además, están mejor preparadas para este mundo cada vez más global en el que vivimos.

En cuanto a la forma de trabajar, no hay tantos cambios, supongo. Mi esposa siempre ha bromeado y ha dicho que soy más alemán que los alemanes y, en cierto modo, eso es cierto, al menos por los típicos estereotipos como la puntualidad y el evitar el caos. Además, no hay que olvidar que, como empleado de GFT España, trabajé durante diez años para/en Alemania, antes de mudarme a vivir allí.

Lo que, con toda seguridad, me traigo es la amistad y el afecto, que todos nuestros compañeros de GFT Alemania me han dado durante estos años.

Con nuestro Global Mobility Programme lanzado recientemente, cada vez más empleados de GFT tienen la oportunidad de trabajar en el extranjero. Imaginamos que algunos de nuestros valores, como Courage,  Commitment y Collaboration, son necesarios al dar este paso. ¿Qué más se necesita para lanzarse a esta Aventura? ¿Qué consejos darías a quienes se lo están planteando?

Óscar: Sí, esos valores son clave y claramente necesarios ya que estás cambiando tu vida, alejándote de tu zona de confort y tienes que colaborar con muchos compañeros nuevos en un entorno nuevo. Aparte de eso, necesitas traer algo de pasión, necesaria en cada cambio, y una mentalidad abierta para sobrellevar el choque cultural inicial. En cuanto a consejos, sólo dos:

  1. No lo dudes… ¡hazlo! Es difícil al principio, pero claramente vale la pena.
  2. Maximiza tu inmersión en la nueva cultura.

 

¿Cómo te ayudó GFT durante el tiempo de transición?

Óscar: GFT siempre nos ha apoyado y ayudado durante todo el proceso. Durante esta última transición, tanto GFT España como GFT Alemania, hicieron todo más fácil para nosotros. Y esto es cierto desde todos los ángulos, desde el punto de vista corporativo, recursos humanos y el resto de departamentos internos; todos estuvieron siempre allí para apoyarnos con todas nuestras dudas, procesos y demás. Pero también, desde el personal, ya que los compañeros de GFT Alemania siempre estuvieron allí para ayudarme con todos los problemas culturales y de lenguaje al inicio, me hicieron sentir como en casa… y recientemente los compañeros de GFT España – veteranos como yo y también noveles – que hicieron que me sintiese de vuelta en casa muy rápido, a pesar de que yo era una especie de alemán-español extraño que, ¡no siempre es fácil de manejar!

¿Tienes algún plan similar para el futuro?

Óscar: No a corto plazo… pero seguro que, una vez nuestros problemas familiares se resuelvan, si GFT nos ofrece la posibilidad de tener una nueva aventura, la respuesta sea, probablemente, SÍ.

 

Óscar, te deseamos lo mejor para ti y para tu familia y, ¡gracias por la entrevista!

 

* Palabra alemana para nombrar el hogar, ciudad natal, patria, lugar donde te sientes como en casa.