Cómo aplicar Agile a la consultoría de negocio


La metodología Agile cada vez cuenta con más seguidores en distintas compañías. Aunque se conoce principalmente por su aplicación en el desarrollo de software, también existe una vertiente muy importante centrada en el área de negocio. En este post exploramos esta parte no tan conocida de la metodología y explicamos aquellas características y requisitos que debería tener todo consultor Agile.

En general, los consultores Agile no deben centrarse únicamente en el desarrollo de software o simplemente definir requisitos para los equipos de desarrollo. El consultor Agile tiene que ser capaz de definir mejoras para el proceso de negocio. Esto se traduce en ayudar a los responsables de la toma de decisiones a recopilar información, contribuir en el quality assurance, probar soluciones y productos en diseños para interfaces de usuario, e incluso intervenir como product owner, Scrum Master o Project Manager cuando lo requiera la ocasión.

Por otro lado, los consultores Agile deben aportar valor añadido a la compañía resolviendo problemas de negocio y pensando en qué debe hacer la empresa para resolverlos, además de determinar qué debe hacer el equipo de soluciones. De esta forma, su trabajo y aportación es mucho más completo, mejorando la coordinación y la resolución de problemas.

Los proyectos de un equipo Agile requieren que los consultores elaboren requisitos más rápidamente mediante el análisis a través de la observación o el ensayo y error, en lugar de intentar averiguar todo antes de que comience el desarrollo. De esta forma se ahorra un valioso tiempo que puede ser muy útil para corregir errores y problemas que vayan surgiendo a lo largo del desarrollo del proyecto.

Desde el centro de competencia de business consulting, creemos firmemente que los consultores Agile deben estar preparados para tratar los requisitos en diferentes niveles de detalle. Esto significa actuar de una forma diferente a la que estaban acostumbrados y evolucionar en sus métodos de trabajo. Para lograr este cambio, queremos crear un programa específico para capacitar a los consultores en equipos Agile de proyectos.

La base del programa será inculcar o mejorar una serie de habilidades habilidades son las que todo consultor Agile debe tener para ayudar a equipos de Scrum y ser ágiles en la forma de pensar. Las podemos resumir así:

  • Flexibilidad
  • Adaptabilidad
  • Capacidad de respuesta
  • Creatividad
  • Pensamiento innovador
  • Aceptación del cambio
  • Dependencia de los individuos y las interacciones

En definitiva, la aplicación correcta de Agile a business consultinges una tarea muy necesaria y todavía pendiente en muchas compañías. Los consultores deben tener en cuenta siempre las características y habilidades que hemos descrito en el post para aprovechar al máximo esta metodología. El buen uso de Agile puede ayudar mucho a los equipos y proyectos, sobre todo por la mejora que supone en agilidad, flexibilidad y eficiencia.