Google Cloud Spanner – ¿la siguiente gran transformación de los servicios financieros?


Las tecnologías de base de datos cloud continúan evolucionando a buen ritmo, gestionando grandes cantidades de datos, con escalabilidad horizontal y sin ser excesivamente caras.

Con el lanzamiento de Google Cloud Spanner, los bancos pueden aprovechar los almacenes de datos de forma escalable, horizontal y a nivel global en todo su negocio, creando mejoras importantes en la eficiencia de costes, la resiliencia y la capacidad de gestionar los complejos requerimientos del comercio internacional. Mientras la enorme escalabilidad horizontal había sido la reserva de los almacenes de datos NoSQL, Google Cloud Spanner aporta SQL y datos relacionales transaccionales a esta área.

En un reciente evento, organizado conjuntamente con GFT, los ingenieros de Google Cloud Spanner revelaron todas las prestaciones del nuevo servicio, mientras que los expertos de GFT demostrarán casos de uso reales con Google Spanner, para transformar significativamente la forma en que las aplicaciones comerciales desarrolladas a nivel global se pueden implementar para Client MIS , Riesgo, P & L y la presentación de informes en clases de activos como Equities, FX, FI y Commodities.

Retos actuales de la tecnología existente

A medida que los sistemas comerciales se han vuelto más rápidos, más automatizados y ampliamente distribuidos, esto ha traído una creciente complejidad y dolores de cabeza a los equipos de TI de muchas instituciones financieras. Mientras, luchan para garantizar que los centros de datos localizados puedan escalar para enfrentarse al reto del aumento datos en una situación de crisis, y estén interconectados para permitir a que las compañías puedan tener una visión global de todas sus actividades comerciales.

Las empresas comerciales tendrán en cada región numerosos servidores de alto rendimiento en sus instalaciones y una compleja gama de softwares para poder llevar a cabo un gran número de transacciones, en particular para los eventos de mayor tráfico. Excluyendo este tipo de eventos, este conjunto de inversión tecnológica está significativamente infrautilizada. Los sistemas de gestión de pedidos (OMS, según sus siglas en inglés) se crean internamente, o se adquieren para tratar esta clase de activos de negociación como FX, Equities, Futuros, ETFs, Ingresos fijos o Commodities.

La mayoría de las empresas utilizan actualmente bases de datos como Oracle o SQL Server para su base de datos OMS, por ejemplo, con un grupo de servidores en Londres, Tokio, Nueva York, etc., creando un almacén de datos comerciales global. El requisito es almacenar cada paso por el cual pasó la orden, para propuestas de informes de negocio y regulatorios. En una configuración globalmente integrada, si un servidor se bloquea, puede generar problemas para “resincronizar” ese servidor mientras la acción comercial continúa y más flujos de datos van hacia el sistema. El resultado final es una configuración altamente compleja de clusters locales en un lugar, a menudo con backups localizados y almacenamiento en caché, y duplicaciones de datos a través de múltiples localizaciones globales; creando un reto enorme para mantener los datos consistentes en todos los servidores. Las empresas que han intentado tener una visión global de todos sus datos comerciales, incluso en una sola clase de activos, darán fe de lo cara y compleja que resulta la solución. De hecho, el gasto y la complejidad son tan altos, que muchas empresas no intentan consolidar sus acciones comerciales en tiempo real, sino que de hecho pueden usar procesos por lotes o T + 1.

Uno de los retos clave consiste en intentar proporcionar informes de estado y riesgo a través de las grandes bases de datos de Oracle o SQL Server y entregarlos a nivel global en todos los centros. A menudo, en las acciones comerciales que tienen lugar en diferentes zonas horarias, los datos puede que se agreguen con los de otras localizaciones comerciales para proporcionar una visión global horas después del cierre.. Los bancos están gastando una fortuna en tratar de obtener una perspectiva global de riesgo o P & L mientras tiene dificultades con los enormes almacenes de datos, dedicando más esfuerzo a mantener el sistema en funcionamiento, en lugar de generar las analíticas y conocimientos que las modernas operaciones comerciales requieren ahora.

¿Cómo puede Google Cloud Spanner redefinir el reto?

La característica más destacada de Google Cloud Spanner es su capacidad para ejecutar SQL en datos relacionales consistentes a nivel global y transaccional, y su capacidad de escalar horizontalmente entre centros de datos y regiones. Existen otras bases de datos escalables horizontalmente pero no ejecutan con facilidad SQL, que constituye el pilar de los sistemas comerciales y de generación de informes que se ocupan de enormes flujos de datos. Mientras que cualquier migración a la nueva tecnología requerirá la reingeniería de la plataforma, con Google Cloud Spanner existe la ventaja de la familiaridad de SQL y el modelo de datos relacional, al mismo tiempo que disfruta de la naturaleza interconectada y escalable de un sistema que puede escalar sobre una base mundial según cambien las necesidades de capacidad. Por ejemplo, así como las oficinas comerciales se abren y cierran, los servidores adicionales pueden conectarse automáticamente o desactivarse cuando sea necesario, algo que es imposible hacer con los sistemas fijos y establecidos de Oracle y SQL Server. Esta es la promesa de la “nube elástica” en la práctica.

Dada la naturaleza global y conectada de estos sistemas, ya no existe la necesidad de construir a mano la compleja sincronización y replicación de datos – todo esto está integrado en el producto Google Cloud Spanner- lo que permite conectividad y resiliencia a una escala sin precedentes. Además, todo lo que necesita una visión global, como P & L, estados, MIS de clientes, riesgo, etc., es mucho más fácil de crear. ¿Te imaginas ser capaz de recibir en pocos minutos un informe del estado global de cada región comercial una vez que han cerrado? El beneficio para el negocio podría ser enorme, mientras que al mismo tiempo el ahorro en costes al reducir la capacidad requerida en cualquier localización, cuando esté offline, mejoraría enormemente el resultado final.

Otro de los beneficios destacados es la velocidad para hacer cambios. La simplicidad de presionar unos cuantos botones para crear una nueva base de datos global resulta un aspecto sin precedentes. Incluso es posible el cambio de esquemas en bases de datos mientras las acciones comerciales diarias continúan, sin pausas. Históricamente, tales cambios podrían tomar muchos meses en sistemas basados en relaciones anteriores.

Los beneficios de Google Cloud Spanner incluyen:

  • Una reducción significativa de la complejidad
  • Una considerable reducción de costes
  • Una reducción importante en gastos de gestión y una mejora en agilidad
  • Una mejora destacable en cuanto a disponibilidad y fiabilidad
  • La habilidad de ofrecer análisis avanzados sobre grandes volúmenes de datos

Otros usos de Google Cloud Spanner

Si bien hemos centrado nuestra prueba de concepto en acciones comerciales, hay muchos otros casos de uso para un sistema global conectado y ampliable.

Muchas personas que comienzan a probar Google Cloud Spanner comentan la facilidad de uso, conectividad y escalabilidad de un sistema de base de datos conectado realmente global. Una vez que experimentan estos beneficios, los usuarios suelen presentar nuevos casos de uso y oportunidades que ahora son posibles por primera vez, como la posibilidad de ahorrar de costes o crear una actividad que genere ingresos que no haya sido posible antes.

Los usuarios comienzan ya a darse cuenta de que con una vista global de baja latencia y la capacidad de escalar rápidamente según los requisitos de la base de datos, Google Cloud Spanner podría proporcionar una de las mayores transformaciones vividas en servicios financieros