“Recomiendo a todos que desean tener una experiencia así, que corran detrás de ese sueño”


Para atender a la creciente demanda de proyectos de Tecnología de la Información para grandes instituciones financieras internacionales, GFT España busca 100 profesionales a partir de sus unidades de negocios latinoamericanas, ubicadas en Brasil, México y Costa Rica. De estas 100 oportunidades, 50 son específicas para profesionales brasileños expertos en desarrollo front-end y back-end, Big Data y arquitectos con buenos conocimientos en tecnologías como Java, Spring, Hibernate, HTML5, JavaScript, Angular, React, Python, Hadoop, Spark o con experiencia en desarrollo de API.

Elloá Campos Lisbôa ya formaba parte del Grupo GFT desde hacía hace 6 años. A principios de 2017, después de algún tiempo actuando como Especialista en Sistemas en GFT Brasil, decidió -hace unos meses- dar un salto en su carrera y presentarse a una de las oportunidades de empleo en España. Y ahora forma parte del equipo de GFT en Madrid. Hemos hablado con ella para saber cómo saber cómo está siendo su experiencia es nuestro país, tanto personal como profesionalmente.

¿Cómo surgió la idea de venir a trabajar a España? ¿Cómo te enteraste?

Yo trabajaba en un proyecto cuyo gerente era un brasileño que ya se había mudado a España a través de GFT. Durante una conversación, le pregunté cómo estaba siendo su experiencia de vivir y trabajar en Madrid y me interesó mucho la perspectiva de construir una carrera internacional. Hablé con mi marido sobre eso y él también se entusiasmó con la posibilidad de un cambio y embarcarse en esta aventura. Por casualidad o bendición, tenía una vacante abierta muy compatible con mi perfil en aquel momento en otro proyecto de ese gerente, entonces la solicité y el proceso comenzó.

¿Qué dijo tu familia cuando dijiste que venías para acá?

Siempre me dieron palabras de motivación y apoyo, aunque están un poco tristes por la distancia. Pero ellos entendieron que era mi sueño y que sería una gran oportunidad de aprendizaje,  tanto para la vida como profesionalmente hablando. Mis amigos y mis colegas de GFT también me han apoyado en este desafío.

¿Cómo fue el proceso de venir a España? Y, sobre todo, ¿cómo fue la mudanza?

Una vez que pasé en el proceso y fui seleccionada, en primer lugar vine a Madrid para dar entrada a mi permiso de trabajo, y eso tardó más o menos tres meses. En ese período que me quedé aquí, mi marido vino y juntos buscamos un apartamento, pues queríamos tener uno ya alquilado y preparado para cuando viniéramos definitivamente y no tener que quedarnos en un hotel.

¿Qué tal ha sido la acogida en España? ¿Estás contenta de haber venido?

He sido muy bien recibida por todos,  y desde el principio ya me sentí en casa. La gente de GFT me ha acogido bien y también he hecho amistades con las personas locales de la iglesia que comencé a frecuentar. Esos amigos me han ayudado mucho en el proceso de adaptación, en las cuestiones del día a día y me hicieron compañía en el período en que estuve aquí sola. Hoy en día los considero como familia y soy muy feliz aquí.

¿Qué sentiste el primer día que has pasado (casa nueva, gente nueva …)?

Estaba muy ansiosa porque no conocía a España y mi conocimiento de castellano era casi nulo.  Y, aunque en el proyecto un buen dominio del inglés es fundamental, en el día a día fuera no. Pero me sentí muy segura porque sabía que contaba con toda la estructura y el apoyo de GFT. Por supuesto, algunos desafíos y barreras van a aparecer, pero eso forma parte de una experiencia como ésta. El hotel en que me quedé cuando llegué está cerca del estadio Santiago Bernabéu y, como llegué un domingo por la mañana, fui a caminar para explorar los alrededores y conocer la cocina local. Recuerdo que mi primera comida en Madrid fueron huevos a la española y de postre natillas.

¿Cómo los primeros tus primeros días aquí? (a nivel personal)

¡Han sido de mucho aprendizaje y adaptación! Tanto en la esfera profesional como en las costumbres locales. Por ejemplo, aquí es común comer entre las 13h30 y las 15h, y si llegas a un restaurante antes de las 12h, todavía están sirviendo el desayuno! En la cena, los restaurantes generalmente abren a las 20h30. Eso en el comienzo para mí fue muy difícil, pero hoy ya estoy muy acostumbrada.

Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido estando en España

Fueron varias situaciones divertidas que viví desde que llegué, principalmente por el idioma, que, por parecerse mucho con el portugués, a veces pensaba que una palabra tenía un significado cuando en realidad tenía otro totalmente distinto. Recuerdo que durante los primeros días, fui a cenar en un restaurante chino que servía como aperitivo el pan de gamba,  y como me pareció que no olía o muy bien y no tenía una apariencia muy buena, me temía ser pan de gamba y no comí. Sólo después descubrí que gamba es camarón.

¿Recomendarías esta experiencia a tus amigos?

Sí, lo recomiendo! Y mi sugerencia es, que si se quiere vivir una experiencia así, corran detrás de ese sueño y no tengan miedo de enfrentarse a los desafíos. En este poco tiempo he tenido un crecimiento personal, espiritual y profesional muy grande – y eso es algo para toda la vida! He aprendido a valorar muchas cosas que antes, por ser cosas comunes en mi día a día, no le daba verdadero valor. Una experiencia como esta te obliga a revisar conceptos personales y también profesionales, y eso te enriquece mucho.

¿En qué trabajabas antes de venir a España?

Antes de venir a España, ya trabajaba en GFT Brasil desde 2011. Como mi gerente actual coordinaba dos proyectos, uno en Brasil, en el que yo trabajaba, y este en el que participo aquí en España, así es que mi transición ha sido muy tranquila . Un poco antes de venir a España, ya estaba asignada desde Brasil y ya trabajando en el proyecto actual.

¿Cómo fue tu primer día en la oficina?

Fue tranquilo pues, como yo ya estaba trabajando en el proyecto antes de venir aquí, mis tareas eran las mismas que yo ya desarrollaba desde Brasil. En el caso de GFT España, son muy solícitos y siempre me ayudaron (y me ayudan) con las dudas que tengo en el día a día.

El proyecto en el que trabajo actualmente es para un cliente en Inglaterra. En este proyecto actúo como Dev Leader y Functional Analyst y soy responsable de facilitar las ceremonias Scrum que tenemos, además de gestionar y organizar las tareas, ayudar a mis compañeros de equipo en cualquier duda o impedimentos que puedan tener, ayudar en la revisión de sus códigos para garantizar la calidad y, siempre que sea posible, desarrollar también (una de mis pasiones).

¿Tenías experiencia antes de trabajar en otros países?

No, esta ha sido  mi primera experiencia profesional fuera de Brasil.

¿Eres feliz en GFT España?

Soy muy feliz en GFT España y estoy muy agradecida por la oportunidad y por todo el apoyo que me han dado y me siguen dando.

“Recomiendo a todos que desean tener una experiencia así, que corran detrás de ese sueño. En este poco tiempo he tenido un crecimiento personal, espiritual y profesional muy grande. He aprendido a valorar muchas cosas que antes, por ser cosas comunes en mi día a día, no le daba verdadero valor”.