La visión de la banca como plataforma: un beneficio para todos


La visión de banca como plataforma (BaaP, por sus siglas en inglés) consiste en que los bancos distribuyan sus productos y los de terceros a través de API abiertas y front-ends, de manera que los clientes puedan intercambiar información fácilmente con varios proveedores. Hemos hablado con Artur Serra, director ejecutivo para banca de GFT, acerca de las posibles dudas y beneficios claros tras este concepto y por qué este es el momento adecuado para dicho enfoque.

Artur, ¿por qué deberían los bancos considerar ahora seriamente el enfoque de la banca como plataforma?

Artur Serra: Actualmente, los bancos se enfrentan a una serie de retos, desde los tipos de interés bajos hasta los nuevos competidores, y a enormes cambios en las exigencias de los clientes. Si quieren sobrevivir, tendrán que reconsiderar su cadena de valor para optimizar su competitividad, centrándose en sus principales puntos fuertes y, al mismo tiempo, adaptándose a las necesidades de los clientes para conservar su fidelidad. Una manera de hacerlo, posiblemente la mejor, es haciendo que los bancos evolucionen y pasen de ser un proveedor de servicios financieros a convertirse en una plataforma de servicios financieros a gran escala.

¿«Centrándose en sus puntos fuertes» significa que los bancos no deben intentar desarrollarlo todo ellos mismos?

Artur Serra: Exactamente. Deben analizar cuáles son sus verdaderos puntos fuertes y en qué áreas se encuentran estos, en función del segmento de clientes al que se quieran dirigir, así como activar puntos de contacto. Pueden cubrir el resto de áreas asociándose con otros proveedores de servicios financieros, proporcionando así una amplia gama de servicios que reflejen las necesidades de cada cliente en particular.

Esta visión mix and macht de los bancos, que también llamamos banca modular, les permite desempeñar diferentes papeles en distintos momentos y fases del journey del cliente. Por lo tanto, la cadena de valor del sector de los servicios financieros se podría dividir en «producto», «proceso» y «minorista», de manera que los bancos deberían convertirse en fabricantes de productos, procesadores de operaciones o minoristas.

Artur Serra, Director Ejecutivo para banca en GFT

¿Confiar en terceros podría parecer peligroso desde el punto de vista de una institución tan tradicional como un banco?

Artur Serra: Amazon desconcertó a mucha gente cuando comenzó a ofrecer espacio en sus servidores a otras empresas que, en muchos casos, podían considerarse de la competencia. Hoy en día, Amazon Web Services es uno de los negocios más rentable de la empresa y, en este sentido, ha allanado el camino hacia este concepto. Muchas empresas han seguido su ejemplo y esta se ha convertido en la plataforma preferida para cosas como bienes de consumo, servicios de transporte o alquiler de alojamiento.

Imaginemos qué pasaría si los bancos siguieran un modelo similar: podrían crear servicios básicos, como la autentificación de clientes, transferencias financieras o el historial de operaciones, sobre una base segura de banca como plataforma. Esto no solo beneficiaría a las empresas que accedieran a dichos servicios, sino que también facilitaría fuentes de ingresos totalmente nuevos al banco que los alojara.

¿Qué significa esto desde el punto de vista de TI?

Artur Serra: El banco del futuro será abierto, modular y a la medida de cada cliente. Este enfoque requiere claramente una arquitectura de TI que también sea modular y abierta, así como capaz de coexistir con los sistemas bancarios tradicionales. Esto significa que, como primer paso, los bancos deben adoptar la nube. Fundamentalmente, tendrían que cambiar su arquitectura de sistemas de TI para que estos puedan funcionar en la nube y soportar el nivel de cambios y rendimiento que necesita la empresa en un modelo de red, garantizando un intercambio fluido de datos entre el banco y terceros.

 ¿Esto ya se ha hecho antes?

Artur Serra: Sin duda. Hace poco trabajamos con un grupo bancario internacional que había determinado que la ruta más ventajosa para mantener su importancia en el mundo digital era encontrar una manera segura de monetizar sus activos utilizándolos para crear un servicio para terceros, así como para los propios clientes del banco. Lo que necesitaban era un entorno seguro en el que pudieran desarrollar dichas actividades y gestionarlas desde una perspectiva global. Nuestro papel se centró en el aspecto arquitectónico del proyecto. Tras nueve meses de trabajo, el banco como plataforma estaba listo para pasar a la producción. Esto ayudará a la expansión de los servicios del banco en el futuro.

¿Y qué significa todo esto para el cliente?

Artur Serra: Para el cliente, esto significa básicamente una cosa muy importante: una experiencia mucho más cómoda. Si el banco se decide por la visión de banca como plataforma, se creará todo un ecosistema de banca digital alrededor de los activos principales del banco; con nuevas reglas de gobernanza adecuadas y API seguras, y se podrán incluir también a terceros en el proceso. Los clientes no sabrán todo lo que está pasando en un segundo plano, pero se darán cuenta de que pueden visualizar toda su vida financiera e interactuar con ella a través de una sola interfaz. Dicho de otra manera, como clientes (gente como tú y yo), podremos acceder a los servicios que realmente nos interesan cuando queramos y en la forma y en el idioma que deseemos. Y todo esto mediante nuestro dispositivo móvil, habilitado por nuestro banco.

¡Gracias por la entrevista, Artur!


Más información sobre nuestra visión de banca como plataforma en nuestra web