Ulrich Dietz, CEO del grupo GFT, explora nuevos caminos: “miro estos 30 últimos años con orgullo”.


Sr. Dietz, usted ha anunciado que dimite, por propia voluntad, como Director General y CEO del grupo GFT a fecha 31 de mayo de 2017. Se trata de una importante decisión que seguramente ha pillado por sorpresa a muchas personas, especialmente en este momento. ¿Por qué ahora?

Dietz: Para mí no podría haber un mejor momento. Justo en 2017 celebramos el 30 aniversario de GFT. Y miro hacia atrás con orgullo estos 30 años. Empezamos como una pequeña empresa familiar en la Selva Negra alemana y hoy somos un gran grupo internacional, con cerca de 5.000 empleados en doce países, que impresionamos a clientes de prestigio a nivel mundial con nuestros servicios y soluciones digitales. Además de experimentar un crecimiento notable durante estos 30 años, también hemos vivido momentos emocionantes. Todo lo que quería lograr con GFT se ha convertido en realidad. Para mí, la salida a bolsa en 1999 fue uno de los hitos más importantes de la historia de la compañía y nunca lo olvidaré. En 2011 concebí la idea de CODE_n. Comenzamos a cotizar en el índice TecDax de la bolsa alemana en 2015. Y en ese mismo año, también hicimos justicia a nuestra estructura internacional con nuestra transformación de una sociedad anónima en una compañía europea (Societas Europaea, SE).

Sin embargo, no son sólo estas experiencias positivas, sino también los retos que han surgido durante estos últimos 30 años, lo que ha hecho de GFT lo que somos hoy: el socio tecnológico para la transformación digital del sector financiero. Después de tres décadas de trabajo apasionado, ahora puedo decir que es hora de explorar nuevos caminos.

Ulrich Dietz, CEO de GFT, continuará trabajando en la sede corporativa de GFT en Stuttgart.

¿Qué retos abordará después de estos intensos 30 años en GFT?

Dietz: En primer lugar, no estoy dando la espalda a la empresa por completo. Como futuro Presidente del Consejo de Administración, seguiré tomando decisiones estratégicas fundamentales. Así que todavía continuaré “a bordo”.

Sin embargo, en el futuro me centraré principalmente en el desarrollo de CODE_n, la marca de innovación de GFT, que siempre ha estado cerca de mi corazón. CODE_n representa una idea que siempre fue muy importante para mí, también en GFT: queremos cultivar la innovación y demostrar que realmente formar parte de nuestro ADN. Con CODE_n hemos creado un ecosistema en los últimos años que reúne a la vanguardia digital de todo el mundo. Ahora es importante desarrollar aún más este enorme potencial. Todo esto se controla desde CODE_n SPACES en nuestra sede corporativa de GFT en Stuttgart, así que tampoco dejaré físicamente el barco en el puerto de Stuttgart.

Además, tengo otros planes sobre los que prefiero no contar muchos detalles en este momento. Sólo puedo decir que todavía hay mucho por hacer y que la digitalización me mantendrá ocupado. Aún no ha llegado el momento para relajarme y tomarme la vida con calma, aparte de tal vez leer un buen libro con más frecuencia. (Risas)

 Marika Lulay asumirá, como su sucesora, las responsabilidades de CEO en el futuro. ¿Ve cambios importantes para la compañía?

Dietz: Cuando fundamos GFT en 1987, visualicé una empresa que siempre estuviera a la vanguardia en las áreas de innovación y tecnología. Después de casi 15 años de colaboración con Marika, sé que comparte esta visión conmigo. Su objetivo es promover la digitalización en el sector financiero y mantener a GFT en crecimiento. Por lo tanto, definitivamente no habrá cambios en este enfoque fundamental. Después de todo, no estamos trayendo a un forastero a bordo: como Directora General y actual Directora General de Operaciones (COO en sus siglas en inglés), Marika conoce la compañía mejor que nadie. Ella ha trabajado en la internacionalización de la compañía y ha desempeñado un papel decisivo en el desarrollo del “Global Delivery Model”. Estas son exactamente las razones por las que tengo la máxima confianza en ella y sé que GFT está en buenas manos. Sin embargo, no quiero dar las gracias sólo a Marika, a quien estoy entregando las riendas. También quiero dar las gracias a nuestros empleados en todo el mundo, que me han dado su confianza y apoyo durante todos estos años. Seguirán teniendo noticias mías en el futuro.

Gracias por la entrevista, Sr.Dietz.