Brasileños por el mundo: conoce la experiencia de tres profesionales de TI en España


El progreso global de GFT en el desarrollo de proyectos digitales para el sector financiero ha generado un aumento de proyectos a largo plazo, especialmente en Brasil y España, desde donde se trabaja para clientes en EE.UU. y Europa. Por esta razón, GFT España tiene el objetivo de contratar este año alrededor de 500 profesionales. Ante esta demanda de empleo, varios profesionales brasileños especialistas en JAVA, J2EE, HTML5, AngularJS y Big Data se han incorporado durante los últimos meses a las oficinas de GFT en Barcelona y Madrid.

Brasileños por el mundo: conoce la experiencia de tres profesionales de TI en España

A mediados de 2015 y a comienzos de este año, Elias Lima, Fernando Antonio y Jairo Carrilho salieron de Brasil en busca de un nuevo desafío profesional: trabajar en GFT España, concretamente en la sede de Sant Cugat (Barcelona). Hemos entrevistado a estos tres profesionales de TI, que nos han contado cómo fue su proceso de adaptación y sus primeras experiencias en España.

 

Oportunidad en el extranjero

 

Bruno Figueiredo: ¿Cómo surgió la oportunidad de venir a trabajar a GFT España? ¿Venir a Europa entraba en vuestros planes?

Elias Lima: Vi una noticia en una página web brasileña anunciando las vacantes de GFT. En realidad, nunca había tenido intención de cambiar de país. Fue una oportunidad que valoré y pensé: «¿por qué no?».

Fernando Antonio: Yo ya estaba participando en algunos procesos de selección para otros países (en concreto, Alemania e Irlanda) y la oportunidad de venir a trabajar a España fue algo que no había pensado y que, además, ocurrió muy rápido. Un compañero mío español, que vive en Brasil, vio el enlace de un artículo relacionado con el proceso de selección de GFT y lo compartió conmigo. Me informé sobre las vacantes y vi que mi perfil podía encajar en los puestos disponibles.

Jairo Carrilho: Un gestor de proyectos con el que trabajé y que hoy trabaja para GFT en España me informó de que había algunas vacantes para mi perfil. Como siempre estoy buscando nuevos retos, decidí presentarme como candidato. Vivir una experiencia internacional siempre ha despertado mi curiosidad, aunque cambiar definitivamente de país no era uno de mis planes, pero es precisamente esta dinámica de trabajo la que me mantiene motivado. Afrontar retos constantes y estar preparado para los cambios, incluso los más repentinos, me mantiene activo y me hace sentir satisfecho profesionalmente.

 

B.F: ¿Qué hacíais antes en Brasil? ¿Y qué hacéis ahora en GFT España?

E.L: En los últimos años en Brasil, trabajaba como líder técnico y desarrollador en un equipo ágil de desarrollo de software a medida para clientes de diversos sectores. Ahora, también trabajo como desarrollador en un equipo ágil en un proyecto bancario.

F.A: Era desarrollador de software sénior del mayor medio de pago online de Brasil (PagSeguro – UOL). Actualmente, en GFT, trabajo en un proyecto para uno de los mayores bancos españoles, también como desarrollador, en la parte de seguridad de microservices.

J.C: Estoy en GFT desde diciembre de 2010 y, en GFT España, desde febrero de 2016. Había trabajado ya para GFT España desde GFT Brasil, con un cliente de Alemania, y también tenía experiencia con clientes de Brasil. La internacionalización funciona muy bien en GFT. La empresa está totalmente estructurada para que las oficinas estén conectadas, como si estuviesen una al lado de la otra.

 

El proceso de selección y la reacción de familia y amigos

 

B.F: ¿Cómo fue el proceso de selección y de cambio a GFT España? ¿Cómo os preparasteis para esta nueva etapa profesional?

E.L: El proceso de selección consistió en una prueba y algunas entrevistas con el equipo técnico y de RR.HH. En general, me sentí muy cómodo durante el proceso: me explicaron cómo se trabaja en GFT y cuál sería mi posición dentro de la empresa. No tuve que hacer ningún tipo de formación profesional especial. Me centré en el proceso de adaptación y en mi formación en idiomas (inglés y español).

F.A: El equipo de RR.HH. fue muy amable. Todo fluyó de la mejor manera posible. Me costó mucho despedirme de mi familia y amigos, ya que les tengo mucho afecto, desprenderme de cosas de cierto valor sentimental y dejar una carrera consolidada para afrontar un nuevo reto en un «libro en blanco», donde recorreré mi camino empezando desde cero.

J.C: Como era empleado en GFT Brasil, comenté con mis responsables que tenía la intención de ir a trabajar a GFT España. Recibí mucho apoyo por parte de los jefes de mi antiguo proyecto y de GFT Brasil, ya que desean mi crecimiento profesional tanto como yo. Posteriormente, envié mi currículum a GFT España, participé en el proceso de selección y fui seleccionado. Todos los comienzos dan un poco de miedo y esta vez no iba a ser diferente. Nunca había viajado a Europa y me iba a encontrar en un lugar desconocido, donde se habla un idioma también desconocido para mí. Pero era un temor infundado: España está muy bien preparada para acoger a extranjeros.

Salir de nuestra «zona de confort» hace que muchas veces pensemos en volver atrás. Es por eso que, en ese preciso momento, hemos de tener nuestros objetivos muy claros. Ser fiel a ellos me hace seguir adelante y no caer en la tentación de mirar atrás.

 

B.F: Y, en el ámbito personal, ¿cómo han recibido la familia y los amigos este nuevo reto?

E.L: La familia y los amigos recibieron la noticia con una mezcla de alegría por la oportunidad y de tristeza por los problemas de vivir a distancia.

F.A: A mi familia le costó entenderlo, pero respetó mi decisión y mis sueños. Los amigos tienden a apoyarte, porque entienden que es una gran oportunidad de crecimiento profesional.

J.C: La reacción fue muy positiva. La decisión final siempre es mía y tengo claro mis objetivos, dónde estoy y dónde quiero estar en el futuro. Echaré de menos a mi familia y a mis amigos, pero gracias a la tecnología estoy en contacto con todos ellos en Brasil. Mi intención es ir allí una vez al año. Tengo muchas ganas de volver a verlos.

 

Adaptación en España

 

B.F: ¿Cómo fueron las primeras semanas en España? ¿Cómo ayudó GFT en la fase de cambio y adaptación?

E.L: Las primeras semanas fueron un poco confusas. Siempre me ha parecido un poco complicado el hecho de cambiar de trabajo y, en este caso, ha cambiado mi vida por completo. Un reto… ¡y tanto! Pero, por suerte, GFT me ayudó mucho con la documentación y me dio muchos consejos para que pudiera adaptarme mejor a mi nueva vida.

F.A: Las primeras semanas fueron realmente difíciles. Lo primero que noté fue un cambio brusco de temperatura, de más de 30 ºC en Brasil a 5-10 ºC aquí, y me acompañaba la ilusión de vivir una nueva aventura, de que todo fuera nuevo. Estuve algunos días en un apartamento de alquiler para estancias cortas, pero encontré rápidamente el piso donde estoy viviendo ahora en Sabadell (a unos 25 minutos en transporte público de GFT).

J.C: Llegamos en pleno invierno y tuvimos un shock por el frío. La acogida de GFT aquí en España fue muy buena, ya que tuvimos todo el apoyo necesario en la fase de adaptación. La empresa se preocupó de que el cambio profesional tuviera un impacto mínimo sobre nuestras vidas y nos ayudó a adaptarnos rápidamente. Se llevaron a cabo diferentes acciones: por ejemplo, teníamos reuniones cada semana con RRHH. para aclarar nuestras dudas. También se creó un grupo mixto de españoles y brasileños denominado «Shared Talk» para que pudiéramos compartir nuestras experiencias. Además, nuestros compañeros de proyecto y de empresa nos ayudan a diario con el idioma y con todas las dudas que tenemos.

 

B.F: ¿Tenéis alguna anécdota divertida o sorprendente de ese período inicial de adaptación en España? ¿Notáis mucha diferencia en el estilo de vida o en la forma de trabajar entre Brasil y España?

E.L: Confieso que algunas veces he comprado cosas en el mercado sin tener ni idea de lo que eran o, pensando que eran una cosa, cuando realmente eran otra. En cuanto al trabajo, creo que es normal que haya diferencias cuando uno cambia de una empresa a otra. Donde sí noto una gran diferencia es en el ambiente internacional que se respira aquí. ¡Hay muchas personas de distintos países!

F.A: La anécdota que quiero contar tiene que ver con una serie de casualidades: el español que trabajaba conmigo y vivía en Brasil es de Cataluña, en concreto de Sabadell. Al mudarme aquí, acabé escogiendo la ciudad natal de este amigo para vivir: Sabadell.

J.C: Nuestros idiomas son muy parecidos y, a veces, esta similitud me parece graciosa. Recientemente, envié un e-mail a nuestro equipo de trabajo en el que decía que «deberíamos estar “aliñados” (con el asunto)». Evidentemente, nuestra jefa, muy educadamente, me corrigió, diciéndome que “aliñar” era aderezar una ensalada con aceite de oliva, sal y vinagre y que mi frase sonaba rara. De hecho, suena raro decir que las personas deben estar aliñadas, cuando, en realidad, lo que quería decir era «alineados». La confusión se da porque en portugués la palabra «alinear» se traduce «alinhar» y «alinhar», por su parte, suena fonéticamente como «aliñar». En fin, no siempre ayuda la similitud y no siempre se puede confiar en el corrector ortográfico.

 

B.F: Para finalizar, ¿qué consejo le dejaríais a alguien que también piensa en cambiar de país por una oportunidad profesional como la que vosotros estáis teniendo ahora en GFT España?

E.L: La experiencia de vivir en otra cultura es algo único e irrepetible. Y los cambios son el momento adecuado para revisar tu vida personal y profesional. Renuncias a algunas cosas que considerabas importantes y que, en realidad, no son imprescindibles y acabas haciendo espacio para nuevas oportunidades y experiencias.

F.A: Aconsejo a todos que transformen sus pensamientos en acciones y aprovechen cada oportunidad. Estoy seguro de que será una etapa de aprendizaje, maduración y muchas alegrías. Siempre he pensado que prefiero arrepentirme por los errores cometidos que por las oportunidades perdidas. Con esa idea, salí de Brasil. Ahora, puedo afirmar que todo esto no ha sido un error, sino una oportunidad increíble de crecimiento personal y profesional.

J.C: Que, antes de nada, identifiquen sus objetivos personales y profesionales y sean fieles a estos objetivos hasta el final. Muchas personas con las que hablo creen que vine a España para ganar más dinero o que estoy de vacaciones, pero la experiencia de vivir y trabajar fuera va más allá de la cuestión económica y de ocio. Salir de nuestra «zona de confort» hace que muchas veces pensemos en volver atrás. Es por eso que, en ese preciso momento, hemos de tener nuestros objetivos muy claros. Ser fiel a ellos me hace seguir adelante y no caer en la tentación de mirar atrás. Estoy muy contento con la experiencia que me ha ofrecido GFT.


Únete a nuestro equipo

Desarrolla tu carrera en un ambiente multicultural y adquiere una nueva perspectiva del mundo de las TI. Mira nuestras ofertas de empleo aquí: www.gft.com/empleo