¿Cuál es el gran reto de la Banca para el 2016?


Si miramos una gráfica de la evolución del Euribor vemos que no ha dejado de bajar desde 2012. Actualmente está por debajo del 0,1. La realidad es que en el mundo hay demasiado dinero, lo que significa que el negocio principal de los bancos, prestar dinero, está cada vez más difícil.

La solución más socorrida parece ser la de fusionar entidades. Con ello aparentemente deberían conseguirse economías de escala y, así mantener la rentabilidad de los bancos. Decimos “aparentemente” porque aunque sea verdad que el pez grande tiende a comerse al chico, en el mercado financiero han aparecido una serie de empresas, las Fintech, que desde un enfoque distinto del negocio están convirtiéndose en claros competidores de los bancos.

¿Ha dejado el pez grande de comerse siempre al chico? ¿Será que el pez rápido ahora se come al lento?

El gran reto de la Banca para el 2016

Agilidad, el gran reto para la banca tradicional

Además de sus fundamentos tecnológicos, si algo caracteriza a las Fintech es la rapidez con la que se adecuan a las necesidades del mercado y su flexibilidad para explotar nichos de valor que a los grandes bancos se les escapan por las costuras.

Para ello, el gran reto de la banca en el 2016 es la agilidad. Inmersos en procesos de fusiones, los grandes bancos no pueden olvidarse de lo que les requiere el mercado y, para ello, tienen que ganar en agilidad y flexibilidad.

Seguramente la parte más importante es tener la voluntad de cambiar pero no es la única. No podemos olvidar que la organización interna de los bancos, la extensa regulación del mercado financiero y los sistemas informáticos existentes que soportan el negocio actual, también frenan la evolución.

Sin embargo, tanto los temas regulatorios como la situación de los sistemas informáticos es algo que las tecnologías actuales pueden ayudar a resolver.

En los temas regulatorios, el 90% de los bancos considera clave el papel de la legislación para ralentizar la aparición de nuevos agentes. Sin embargo tecnologías como Big Data o blockchain pueden ayudar a crear soluciones disruptivas a las necesidades regulatorias. Podría pasar que las Fintech se puedan aprovechar de la regulación del mercado bancario más rápidamente que los bancos. Por ejemplo, la nueva propuesta de Directiva de Servicios de Pago (PSD2) podría ser más una ayuda que una barrera para los nuevos agentes.

En cuanto a los sistemas informáticos, no se trata sólo de cambiar el modo en cómo los bancos interaccionan con sus clientes. Tan o más importante que esta interacción es conseguir agilizar la implementación de nuevos productos y funciones de negocio. Los bancos deben cambiar tecnológicamente para responder más rápidamente a los cambios del mercado. La tecnología tiene que estar pensada no sólo para mejorar la experiencia de usuario sino para que pueda ponerse a disposición de éste en ciclos cada vez más rápidos.

Agile Banking

En GFT llamamos Agile Banking al conjunto de tecnologías que proporcionan a los bancos rapidez en la implantación de nuevas funciones y productos. Estamos hablando de tecnologías como DevoPs que permite la aplicación de procesos lean y agile a través de toda la cadena de suministro de aplicaciones informáticas.

Estamos hablando también de arquitecturas de aplicación que permitan una entrega continua de funcionalidad al cliente. En definitiva, hablamos de nuevas metodologías que permitan a los equipos de negocio trabajar conjuntamente con los equipos informáticos en un entorno ágil.

Las Fintech se apoyan profundamente en la tecnología para afrontar las necesidades del mercado financiero desde una perspectiva distinta. Los bancos tienen otras fortalezas. La mayoría de sus clientes siguen confiando en ellos por encima de cualquier otra compañía a la hora de gestionar sus datos de forma segura. Por lo tanto, el reto de los bancos no es otro que adoptar las nuevas tecnologías y procesos de manera que puedan responder con la misma agilidad que las Fintech a las necesidades de sus usuarios.

Artículo publicado en elEconomista y FinancialTech Magazine


Descarga nuestro Point of View aquí: Agile Banking – a new way to reshape your institution