Julio ha sido un mes activo, también en los pagos móviles


Este pasado mes de julio, y en línea con lo que viene sucediendo los últimos meses, ha sido especialmente activo en noticias relacionadas con pagos móviles.

La noticia que más titulares ha ocupado ha sido el lanzamiento de Apple Pay en UK y el monumental enfado de muchos clientes, reflejado en Twitter, al descubrir que los medios de pago de su banco no se encontraban entre los admitidos por Apple Pay desde el inicio de su servicio en el Reino Unido.

¿Tendrá la marca de la manzana el mismo éxito en los pagos móviles que el que ha tenido en casi todo lo que ha abordado hasta ahora? La clave del éxito o fracaso se basará en la fortaleza y combinación de cada uno de los siguientes pilares: seguridad, facilidad de uso y aplicabilidad. Los dos primeros parece que se encuentran en el camino adecuado, ya que la sustitución del pin de las tarjetas por el escáner de la huella digital es percibida por los usuarios como la mejor manera de combinar seguridad y usabilidad. Es seguramente en la aplicabilidad donde Apple se enfrentará a su mayor barrera de penetración en el Reino Unido. La mayoría de puntos de venta con máquinas contactless tienen como límite de pago £ 20 (el mismo que para cualquier tarjeta de crédito contactless). Este límite no permite a los usuarios de Apple olvidarse su billetero o tarjetero en casa. Será cuando eso suceda, es decir, cuando no exista límite para pagar con Apple Pay (u otros modelos que a imitación de Apple Pay veremos aparecer pronto, como Android Pay) y el móvil sea también el soporte de todas las tarjetas de fidelización de los comercios en los que compra el cliente, cuando el nuevo modelo de pago podrá despuntar hasta límites estratosféricos.

iStock_000059662378_XXXLarge

No solo Apple ha acaparado los titulares de los medios de pago móviles de este mes de julio, al menos no los de los más especializados, que se han hecho eco también de los resultados de la consultora Juniper Research, que ha pronosticado un aumento de un 150% en 2015 en las transferencias entre particulares (P2P) a través del móvil, o lo que es lo mismo, llegar a los 13 mil millones de transacciones en el conjunto mundial a finales de año. Este escenario positivo de crecimiento tiene su reflejo en la constante ebullición existente en el sector, donde día a día vemos aparecer nuevas soluciones esponsorizadas por bancos, operadores de telefonía o “FinTechs” (“paytechs, como se empieza también a llamar a las que se especializan en modelos de pago).

Es en este agitado escenario donde las recomendaciones publicadas por Euro Retail Payments Board (ERPB), como resultado de su sesión del 29 de Junio de 2015, cobran mayor sentido que nunca.

Entre las recomendaciones cabe destacar las siguientes:

  • La existencia de más de 50 soluciones locales para las transferencias entre particulares (P2P) instantáneas hace necesaria la cooperación entre ellas para trabajar en una interoperabilidad pan-Europea, creando una estructura de gobierno que asuma la responsabilidad de dictar los estándares y las reglas de dicha interoperabilidad.
  • Desplegar lo que han llamado un servicio de búsqueda proxy (SPL), encargado de localizar el teléfono destinatario del pago en cualquiera de los países de la Unión, la solución local a la que está suscrito y por extensión la cuenta (IBAN) en la que abonar el pago.
  • Asegurar el cumplimiento de las normas de protección de datos del cliente y, a su vez, establecer las medidas necesarias para que el modelo aplique los controles antifraude y antiblanqueo de capitales.

Es de esperar que estas recomendaciones sean recogidas por European Payments Council (EPC) y el BCE y que éstos las asimilen como iniciativas propias (quizás a través de su incorporación a la nueva directiva europea de pagos PSD2) ya que son los únicos organismos que pueden garantizar que esta lista de intenciones se convierta en realidad y que el mercado de pagos móviles en Europa se erija como un mercado realmente único.