Finalistas españoles en CODE_n 15: Aisoy: “La robótica y la inteligencia artificial son tecnologías que serán clave en el futuro de nuestros hijos”


Aisoy, con sede en Elche (Alicante), es la tercera startup española que ha conseguido destacar entre más de 400 proyectos de vanguardia, de 17 países diferentes diferentes, y clasificarse entre los 50 finalistas del concurso sobre innovación CODE_n, ideado por GFT y dedicado en su edición de 2015 a Internet of Things (IoT). Con su proyecto de robot social basado en el Internet de las Cosas Afectivas, Aisoy quiere dar a conocer globalmente su propuesta de transformación de la educación. Y CODE_n es el escenario ideal para ello. Poco antes de viajar a Hannover (Alemania), donde tiene lugar el concurso dentro del marco de la feria tecnológica CeBIT (pabellón 16), hemos hablado con José Manuel del Río, co-fundador y CEO de esta compañía alicantina para que nos cuente cómo funciona su robot social y cómo tuvieron la idea de desarrolarlo.

Francisco Blas: Explícanos brevemente en qué consiste vuestro proyecto que presentaréis en CODE_n15.

Jose Manuel del Río: Se trata de un robot social para la educación de nuestros niños. Un robot social es un robot que incluye en su interior un motor de inteligencia artificial con la misión de fortalecer el vínculo emocional con el usuario. Estos robots sociales permiten crear nuevas y estimulantes formas de descubrir, de aprender (y de enseñar) para preparar a nuestros hijos para su futuro.

1513770_959710670723281_3363009384512913195_n
Equipo de Aisoy

FB: ¿A qué te refieres al decir “nuevas y estimulantes formas de descubrir y aprender”?

JMR: Promover la actitud creativa para “aprender a aprender” a descubrir cómo funcionan las cosas y a crearlas. Aprender a disfrutar investigando, analizando, construyendo y estableciendo hipótesis, experimentando, descubriendo, colaborando, compartiendo y comunicando.

FB: ¿Cómo y cuándo nace Aisoy?

JMR: Soy un apasionado de la tecnología y de los ordenadores porque mi padre me regaló un ordenador MSX cuando yo tenía 10 años. Como otros niños de la época, pasaba horas y horas delante de aquella maquinita hacienda cosas tan emocionantes (ponte en el pellejo de un chaval de aquél entonces) como dibujar una línea en un monitor de “fósforo verde” con su unidad de cassette. Estudié licenciatura informática guiado por esa pasión, y me especialicé en inteligencia artificial por lo mismo, y quizás también por la literatura y el cine de ciencia ficción.

Mirando a mi alrededor, en el mundo actual, no vi nada similar a lo que yo experimentaba mientras me divertía haciendo/aprendiendo cosas con mi MSX. Me gustaría proporcionar a nuestros niños una experiencia de aprendizaje tan estimulante como ésa –lógicamente adaptada a nuestros tiempos-. Para eso se necesita ofrecer algo nuevo, sorprendente, cautivador, algo mágico. La unión de la robótica personal junto con la inteligencia artificial tiene esos ingredientes. Y, además, ofrece una experiencia más realista, tangible, directa e inmersiva. Es una combinación muy potente que resulta atractiva y estimulante para desarrollar la creatividad de nuestros niños. Con estas premisas, iniciamos este camino en el 2009.

FB: ¿Cómo fue el proceso de puesta en marcha?

JMR: A través de la iniciativa NEOTEC conseguimos los recursos necesarios, unidos a la inversión particular, para desarrollar la plataforma AIROS que nos ha permitido crear la primera saga de robots Aisoy1, de la que ya vamos por su cuarta versión.

1378684_706503462710671_1204557254_n

FB: ¿Cuál es la dimensión actual de Aisoy?

JMR: Estamos ubicados en Elche. Somos menos de 10 colaboradores para realizar el trabajo de diseño y gestión. La fabricación la tenemos subcontratada. Todas las ediciones limitadas que hemos fabricado se han ido agotando a medida que las poníamos a la venta. Con motivo de nuestra presencia en CODE_n en el CeBIT, presentaremos la nueva versión de nuestro producto y la posibilidad de realizar la pre-reserva.

FB: ¿Qué tipo de clientes tenéis?

JMR: Son muchas las personas que están disfrutando de Aisoy1 en el mundo, no solo en España. Tenemos distribuidores en España, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Francia y Reino Unido. Pero tenemos clientes también en Australia. La tipología de clientes son 3: colegios con interés por incluir la tecnología en su proyecto pedagógico, organizaciones que desarrollan actividades robóticas extraescolares y padres sensibilizados con las tecnologías del futuro y que quieren que sus hijos se acerquen a ella.

FB: ¿Cuáles son vuestras principales líneas de negocio?

JMR: Actualmente estamos centrados en Educación.

FB: ¿Por qué apostasteis por IoT para el desarrollo de soluciones de vuestra compañía?

JMR: Hemos desarrollado el concepto de Internet de las Cosas Afectivas, que es una extensión del concepto clásico de IoT. ¿Qué significa? IoT es un concepto muy potente para que las cosas “colaboren” entre ellas. Nosotros, al igual que hacemos con nuestros robots, dotamos a esas cosas de una capa emocional/cognitiva que permite establecer un mayor vínculo emocional con ellas, lo que permite personalizar y enriquecer la experiencia.

via XatakaTV

FB: ¿Por qué decidisteis participar?

JMR: Nos enteramos del concurso a través de ICT Labs, que nos conocía y nos comentó esta posibilidad de participar. Nos pareció interesante dar a conocer nuestra ‘visión’ de Internet de las Cosas Afectivas en un concurso de esta dimensión.

FB: ¿Con qué expectativas acudiréis al CEBIT?

JMR: Queremos ganar, pero sobre todo dar a conocer globalmente nuestra propuesta de transformación de la educación.

FB: Si formáramos parte del jurado que CODE_n15, ¿cómo nos convencerías brevemente de que deberíais ser los ganadores?

JMR: La robótica y la inteligencia artificial son tecnologías que serán clave en el futuro de nuestros hijos. Aisoy estimula la creatividad de nuestros hijos, futuros creadores de esas tecnologías, ayudándoles a dar ‘vida’ a su imaginación.

Si vais a CeBIT no dudéis en visitar a Aisoy en stand 25 del pabellón 16, de CODE_n. Desde GFT les deseamos mucha suerte en el concurso. Esperamos que durante CeBIT también consigan ampliar su círculo de contactos y aprender cosas nuevas de las diferentes startups provenientes de todo el mundo que participan en esta iniciativa.