Smartphone wallets de nueva generación en CeBIT


El m-commerce, que se refiere a las compras a través del móvil, crecerá un 48% en España en 2015. Se trata de un aumento que se sitúa por encscreen-capture-11ima de la previsión de crecimiento del comercio “online” en el país para este periodo de tiempo, estimado en un 13%, según un informe de PayPal y realizado por la consultora independiente Ipsos. Este estudio también recoge que el 38% de los usuarios de estos aparatos tecnológicos los usa para comprar. Sin embargo, en España todavía no existe una solución de pago móvil común, al contrario de lo que sucede en Italia, donde GFT ha implantado un monedero electrónico en colaboración con el proveedor de servicios de pagos SIA, que también permite realizar transferencias entre particulares. Esta solución se presentará en el Digital Banking Lab de GFT, dentro del marco de la feria tecnológica CeBIT (CODE_n, pabellón 16, stand D30). 

¿Por qué ir cargado con un monedero lleno de monedas y tarjetas de plástico cuando podríamos pagar cómodamente con nuestro smartphone? Esta pregunta se la repiten cada vez más personas, que incluso se van a dormir con el móvil en la mano. Sin embargo, el mercado de pagos vía móvil está muy segmentado en la actualidad y las posibilidades de pagar con el teléfono móvil son aún escasas. Por lo tanto, es un momento óptimo para que los bancos acuerden un estándar común antes de que sea demasiado tarde y compañías como, por ejemplo, Apple, Google, Samsung y Paypal & Co. se repartan este lucrativo mercado de futuro.

Basta echar una mirada a Italia para comprobar que los bancos pueden destacar con éxito como proveedores de soluciones de pago inteligentes si se toman en serio los deseos de sus clientes.

Un equipo de desarrollo de 20 profesionales de GFT de Italia y España trabaja desde 2013 en la creación de un “monedero electrónico”. El pasado otoño, un gran banco italiano, en colaboración con el proveedor de servicios de pagos SIA y GFT, introdujo por primera vez la aplicación de pago “Jiffy”, que se hizo muy popular en poco tiempo. “Jiffy” está basada en SEPA, el sistema europeo de transferencia de crédito vigente en la zona única de pagos en euros. Por lo tanto, potencialmente esta solución se puede utilizar en todos los bancos que cumplen la normativa SEPA, lo que supone un total de 400 millones de titulares de cuentas.

Los usuarios quedan sorprendidos por la sencilla interfaz y las múltiples posibilidades de uso de esta aplicación en cafeterías, supermercados y tiendas. Las compras por Internet se realizan a través del servicio de pagos MasterPass. “Jiffy” también permite realizar transferencias a amigos o compañeros de trabajo con un simple clic en la agenda del smartphone. Los números de cuenta o los formularios de transferencia pasan a ser historia. Si el destinatario ya usa “Jiffy”, aparecerá un símbolo junto al nombre y la cantidad deseada se abonará de inmediato. En caso contrario, se le enviará una invitación vía SMS para que se registre completando unos sencillos pasos.

La plataforma de pagos móviles “Jiffy” ofrce una seguridad máxima. No sólo comprueba los datos del cliente y su cuenta por medio del sistema de autenticación del teléfono, sino que también se comunica con las interfaces de los bancos. Gracias a la tecnología multiplataforma Appverse, este monedero electrónico es compatible también con los sistemas operativos de móvil Android, iOS y Windows Mobile.

Jiffy