NoSQL al rescate


Una de las aplicaciones más interesantes, y potencialmente revolucionarias, de la tecnología Big Data en los servicios financieros probablemente sea el repositorios de transacción/contratos sin esquema (schema-less trade repository). La mejor manera de entender esta solución es a partir del problema que la origina.

En los bancos de inversiones, la dispersión de datos y sistemas supone un problema importante. Por su naturaleza, la organización bancaria se encuentra alojada en su mayor parte en el interior de los sistemas de TI, estructurada según líneas de negocios y clases de activos. Un agente de operaciones bursátiles trabajará en un sistema mientras que un operador de bonos lo hará en otro. Evidentemente, en la medida en que los datos que se manejen correspondan al activo con el que se esté trabajando, tiene sentido que los sistemas de operaciones y una gran parte de las funciones de tramitación, tanto inmediatas como secundarias, sean específicos para cada clase de activo.

No obstante, a la hora de evaluar las operaciones, hacer los balances, estimar los riesgos y elaborar los registros contables, estas operaciones deben hacerse para la totalidad del banco, con el fin de poder proporcionar una visión de conjunto de sus actividades. Para ello, se hace necesario combinar los datos de los distintos compartimentos como un todo. Y ese es el problema.

Para esta tarea, los bancos de inversión han creado los procesos ETL (extract-transform-load: extraer, transformar y cargar), que trasladan los datos de un sistema a otro a través de toda la arquitectura informática, modificando al mismo tiempo su estructura y disposición en función de las necesidades de cada sistema de procesamiento. Con el tiempo, los bancos han terminado por crear toda una red de conexiones entre sistemas, cuya construcción y mantenimiento resultan costosos e ineficientes.

Aquí es donde NoSQL entra al rescate. Las bases de datos NoSQL permiten que los datos de diferentes sistemas puedan almacenarse de manera conjunta, sin necesidad de forzar su estructura bajo un único modelo universal. La arquitectura sin esquema (schema-less) o de esquema “al vuelo” (schema-on-read) de estas bases de datos elimina la necesidad de seguir desarrollando y de mantener una multitud de sistemas ETL.

La solución NoSQL
La solución NoSQL

Además, esta arquitectura sin esquema proporciona a la plataforma la flexibilidad para crecer y adaptarse a lo largo del tiempo, facilitando la rápida incorporación de innovaciones. Con la arquitectura anterior, había que modificar la base ETL, el depósito central de datos y los sistemas de procesamiento cada vez que había un cambio en el formato de los datos de entrada. Y si, por otra parte, el sistema de procesamiento requería la incorporación de nuevos datos (por la implantación de nuevos requisitos), al introducir estos en el flujo de datos existentes, todos los sistemas se debían modificar, con el consiguiente coste en esfuerzo y dinero.

Trabajando a partir de productos como MarkLogic y HBase, hemos desarrollado soluciones para la banca de inversión que ya han empezado a revolucionar el negocio. Proporcionando la flexibilidad y la agilidad necesarias para mejorar las operaciones de la banca, racionalizar la estructura bancaria y reducir los costes de mantenimiento de la red informática, NoSQL permite ahora resolver las situaciones problemáticas del uso de datos de una manera novedosa y mejor.

Este artículo fue publicado originalmente en www.finextra.com