Google Bank: ¿futuro intermediario global en el sector de los servicios financieros?


Google crea un banco propio. Aunque nos llame la atención, no es algo que quede lejos de la realidad, ya que muestra una situación que ya han presentado los medios de comunicación recientemente. La multinacional ya dispone desde hace tiempo de una licencia bancaria europea y, por el momento, no ha desvelado lo que pretende hacer exactamente con ella. Sin embargo, los expertos financieros están al tanto de los recursos de multinacionales como Google, Apple y Microsoft, que tienen el conocimiento, la tecnología, el capital necesario y una gran cantidad de información sobre los clientes, lo que parece un buen punto de partida para crear un banco.

“Gracias a sus inmensas bases de datos, estas empresas saben mucho más sobre las necesidades de sus clientes de lo que los bancos jamás sabrán y, por ese motivo, pueden ofrecer servicios muy selectivos”, afirmó Jürgen Fitschen, director adjunto de Deutsche Bank, al periódico alemán Börsen-Zeitung.

El gigante de Internet se atrevió a hacer su primera incursión en el mundo de las finanzas en 2011 con Google Wallet, que, de momento, solo se puede utilizar en los Estados Unidos para pagar en comercios, aunque la multinacional ya es conocida en el sector de los pagos a través del móvil.

Conflicto entre desconfianza y solución única

El ejemplo de Google muestra que el ecosistema de pago a través del móvil se encuentra en un continuo cambio e incluso en una fase de construcción, puesto que muchos proveedores nuevos se abren paso en el mercado con soluciones de pago móvil. Lo que falta son estándares tecnológicos que se puedan aplicar con independencia del proveedor. Los comerciantes se sienten confundidos y, por miedo a equivocarse en la elección, se echan para atrás y no hacen nada. Mientras tanto, por otra parte, hay quienes investigan en soluciones únicas; parece que a largo plazo, el gran número de soluciones complica la situación y desconcierta a los clientes.

Infografía: ecosistema del pago móvil.
Infografía: ecosistema del pago móvil.

 

Las colaboraciones ofrecen un gran potencial para un nuevo liderazgo de mercado en el ecosistema de pago a través del móvil

Al fin y al cabo se trata de convencer al cliente,  que  quiere una solución que pueda aplicar en cualquier sitio, que sea tan sencilla como el pago con tarjeta o en efectivo y que le ofrezca el valor añadido de seguridad y comodidad en el pago; solo en ese caso estará dispuesto a contemplar posibles gastos adicionales.

¿Qué implica esto para el sector financiero tradicional? Si multinacionales como Google, Apple o Microsoft se introducen realmente en el sector financiero, los intermediarios tradicionales perderán su lugar y quedarán relegados del sistema económico de pago móvil. Por ese motivo, los bancos se encuentran en el momento preciso para buscar al socio adecuado y establecer una estrecha colaboración. Los gastos de desarrollo se reducirían de manera considerable, la generalización y aceptación en el mercado general serían factibles y, en lo que a los clientes se refiere, se romperían las barreras entre el entorno del pago tradicional y las posibilidades que ofrece el negocio móvil. De todas formas, Google tendrá antes que demostrar que su incursión en el sector financiero triunfa.