Mejorando los procesos para conseguir la eficiencia


En el presente post tratamos tres temas que actualmente consideramos candentes en nuestro sector de Tecnologías de la Información (TI) para entidades financieras  y que, al mismo tiempo, nos han sido demandados por nuestro clientes: Business Intelligence y sobre cómo conseguir las mejores soluciones en tiempo real; mejorar la gestión de los procesos de recobros en las instituciones financieras, en una época en la que la morosidad ha aumentado por causa de la crisis; y cómo conseguir una mayor eficiencia en la gestión de los negocios desde el punto de vista de las TI.

Los expertos estiman que cada cinco años el volumen de datos en todo el mundo se multiplica por diez, convirtiéndose así en una marea de información casi inimaginable y que, ya hoy en día lleva a las compañías al límite. “Los datos son el nuevo petróleo” se oye una y otra vez, lo que significa que la información se ha convertido en uno de los valores competitivos más importantes. Lo que está claro es que esas cantidades de datos no se pueden procesar con métodos tradicionales, por no hablar ya de analizarlos eficientemente. En esto precisamente se basan las decisiones empresariales sólidas, considerando además las nuevas soluciones para la gestión de datos que dan respuesta a retos como el volumen, el tiempo real y los datos no estructurados. Todo ello se puede aplicar, en particular, al sector financiero.

Los bancos y las aseguradoras pueden sacar provecho de tal cantidad de datos sólo cuando realizan un análisis inteligente. Pongamos como ejemplo la gestión de riesgos: para poder valorar rápidamente los riesgos, es necesario obtener y distribuir la información con rapidez y que los procesos se realicen en tiempo real. Además, para evitar, por ejemplo, posibles casos de fraude, es necesario identificar relaciones y patrones desconocidos hasta el momento. Este tipo de situaciones sobrepasa los límites de las bases de datos tradicionales.

En la gestión los procesos de recobros, ocurre algo parecido. Todos aquellos procedimientos administrativos que deben hacerse para poder llevar de una forma centralizada y gestionada estos casos de morosidad ya no pueden realizarse con acciones manuales como antaño. Ahora necesitan disponer de nuevos sistemas informáticos, convenientemente integrados con el resto de sistemas de la entidad, que les permitan dar una respuesta rápida y eficaz en la tramitación de estos asuntos. Funcionalidades como la gestión documental, gestión operativa, gestión económica y gestión de la información, no se encuentran suficientemente resueltas en los sistemas informáticos de muchos bancos. GFT ha analizado esta situación y ha visto cuáles son los objetivos que se plantean los bancos ante este reto.

Por último, concluimos este post afirmando que es necesario conseguir una mayor eficiencia en la gestión de los negocios desde el punto de vista de las TI y teniendo en cuenta la reducción de presupuestos que están sufriendo todo tipo de empresas. Actualmente se exige a las TI que ofrezcan el mismo tipo de servicios aunque con menos personal y recursos. Los Directores de Informática están, por lo tanto, expuestos a una situación complicada en la que la contratación de personal no constituye una opción viable. Para solucionar esto, GFT ha explicado cómo podemos rentabilizar el departamento de TI para favorecer nuestro negocio. En definitiva, y volviendo al título del post, es importante tener claro algo tan básico y simple como que la optimización de los procedimientos siempre conlleva una mejora de la eficiencia. Eso sí, no es suficiente sólo con este planteamiento, ahora toca ponerlo en práctica.

Miguel Reiser

Head of Business Marketing del Grupo GFT