La innovación abierta como motor de ideas


Innovar se ha proclamado como la salida más viable en momentos económicamente complicados como el actual. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la innovación no es garantía de éxito constante y, sobre todo, no debe ser una solución puntual ante una situación concreta. La innovación tiene que formar parte del ADN de una compañía y ser un elemento esencial del desarrollo de cualquier proyecto.

En el mundo empresarial, la gestión de la innovación es clave para conseguir diferenciarse. Existen tantas formas de gestionar la innovación como compañías diferentes apostando por ello. No todas las ideas innovadoras triunfan pero, sin duda, la apuesta por una gestión constante de la innovación es una mayor garantía de éxito y de competitividad empresarial.

 Adelantarse al futuro

En este post queremos contar nuestra experiencia. En GFT, la innovación es una apuesta estructural. Nuestra estrategia consiste en afrontar nuevos retos, basándonos en la innovación como motor de ideas para utilizar las nuevas tecnologías en lo que será la banca del futuro, si nos centramos en el sector financiero, que es nuestra área de conocimiento y experiencia.  No buscamos sólo estar al día en temas tecnológicos sino que nuestra misión es adelantarnos al futuro creando respuestas a las necesidades del sector financiero. Por esta razón, hemos  integrado la innovación en nuestra filosofía y metodología de trabajo a través de dos motores básicos: uno interno y otro externo.

El primero de estos motores de la innovación de GFT está pensado para trabajarla desde dentro de nuestra organización. Para ello, creamos el equipo Applied Technologies, un grupo de personas multidepartamental que tiene como objetivo gestionar, promover, facilitar y regular todas las iniciativas relacionadas con la innovación dentro de GFT. Además, es fundamental la promoción en el resto del equipo, es decir, hacer partícipe de este proceso a cada uno de los 1.400 empleados del Grupo.

En este sentido, se potencian iniciativas como el GFT Innovation Contest, un concurso interno que recientemente ha premiado las tres ideas más creativas e innovadoras de los propios empleados. Seleccionadas entre cerca de 80 candidaturas en temas relacionados con la movilidad, el cloud computing o social media, los tres ganadores han recibido un Ipad y han visto así reconocidos sus proyectos por la propia compañía.

El otro motor de la innovación va más allá de GFT. Y no se basa únicamente en escuchar a proveedores y clientes, sino que también damos oportunidades a jóvenes emprendedores con ideas nuevas y frescas para su negocio en el entorno digital. Este motor se ha materializado con el concurso internacional CODE_n que GFT ha impulsado dentro de la feria tecnológica CeBIT, una de las más importantes del mundo que se celebra cada año en Hannover (Alemania). Tras el éxito que tuvo la primera edición del concurso en 2012, con más de 400 candidaturas de proyectos emprendedores relacionados con tendencias de negocio digitales, este año se ha decidido abrir la segunda edición para todos aquellos proyectos innovadores en temas de sostenibilidad y eficiencia energética.  Los 50 finalistas mostrarán sus ideas en el marco de CeBIT 2013.

Así, tanto interna como externamente, GFT está fomentando el desarrollo de los talentos más innovadores y, para ello, ha venido impulsando todo tipo de iniciativas y proyectos. Para nosotros, la innovación es la única vía para avanzarse al futuro y estar listos y sacar partido de los retos que se avecinan.