Tendencias en movilidad


Si en el anterior post hablábamos de la nueva utilidad que le daremos al teléfono móvil en un futuro próximo, hablemos ahora de otras posibilidades y tendencias en torno a la movilidad.

En un entorno móvil como el actual, el conocimiento sobre la ubicación geográfica se ha convertido en una información que puede resultar de vital importancia para que muchas compañías obtengan un mejor rendimiento. Si a la tecnología de geolocalización le integramos herramientas de marketing, se incrementa considerablemente la capacidad de conocimiento del mercado y del público. Este sistema permite conocer la relación entre el comportamiento de los clientes y, en el caso de una entidad financiera la red de oficinas, para un mejor análisis y conocimiento del cliente y del canal. Con esta herramienta un banco, por ejemplo, puede visualizar la red de oficinas propias y de la competencia, conocer la ubicación de clientes, determinar áreas de influencia, segmentar el mercado, consultar índices de penetración de clientes por oficinas y obtener alertas geográficas.

Diversas entidades financieras españolas ya disponen de aplicaciones móviles basadas en “realidad aumentada”, poniendo a disposición del cliente información basada en los datos sobre la situación geoespacial y orientación del usuario. Por ejemplo, se ofrece información sobre dónde se encuentran las sucursales bancarias más cercanas, su dotación, distancia y ruta para llegar. Bankinter incluso facilita información sobre los inmuebles que tiene en venta la entidad y la información relevante relacionada.

Del mismo modo, los comercios tradicionales pueden presentar ofertas de productos u oportunidades de servicios en base a la localización de los usuarios, lo cual puede facilitar su decisión de compra en un determinado momento.

Estas tendencias son un hecho que podría revolucionar nuestros hábitos de actuación y la manera de hacer negocio. Pero aún quedan barreras por superar que se irán abordando a medida que los avances y la maduración de las tecnologías y los modelos de negocio en el sector tengan lugar. Actualmente, podríamos decir que para que se produzca una creciente implantación y generalización de este tipo de tecnologías, es necesario tener en cuenta la unificación de estándares, homologaciones entre equipos y software, la reducción del coste de dispositivos y otros requerimientos tecnológicos particulares de cada caso.

Con esto, no debemos olvidar que un factor muy importante a tener en cuenta como es el cumplimiento de las expectativas del usuario final, que será quien, en definitiva, provocará el éxito o el fracaso de la innovación y, por tanto, el retorno de la inversión.

Con el objetivo de contribuir a desarrollar los servicios de movilidad del futuro, teniendo presente las necesidades actuales del mercado, en GFT creamos en 2009 un Centro de Competencia en Movilidad desde donde se realizan constantes análisis de las oportunidades que pueden tener las tecnologías móviles en el sector financiero y desarrollando aplicaciones específicas para bancos y compañías aseguradoras. Desde este blog os iremos contando también todas las novedades sobre esta nueva tendencia.

Josep Maria Díaz
Executive Director for Technology GFT Spain and Brazil